La buena salud de la química impulsa su evolución

La buena salud de la química impulsa su evolución

La industria química, la farmacéutica y la de los plásticos están en un momento inmejorable. Las cifras de negocio demuestran que la apuesta por la innovación, hoy un sello del sector, será un factor clave para entender como ahondar en una digitalización que hace años está en marcha para este segmento industrial.

Según datos de la Federación Empresarial de la Industria Química Española, este sector continua consolidándose como una de las industrias claves de la economía española. Sus más de 3.000 empresas, con una cifra de negocios conjunta de 59.000 millones de euros, generan el 12,6% del producto industrial bruto, y más de 540.000 empleos directos, indirectos e inducidos.

La industria química española registró, en 2016, un crecimiento productivo del 3%, si bien la caída de los precios internacionales – asociados al comportamiento del crudo – limitó el incremento de la cifra de negocios al 1,7%, hasta superar los 59.000 millones de euros.

Similar situación se produjo en las exportaciones. Pese al buen comportamiento en los mercados internacionales, que generó un incremento del volumen exportado del 1,4%, la facturación exterior quedó lastrada por la reducción de los precios, experimentando una caída del 2,1% hasta los 32.500 millones de euros. En ambos casos, mercado interior y mercado exterior, el sector incrementó su volumen de producción (dato evidentemente positivo, según Feique) y que permite mantener un ritmo de crecimiento constante en los últimos años y situarnos ya en una cifra de negocios un 19% superior a los niveles previos a la crisis de 2007.

Respecto a la distribución sectorial de la cifra de negocios, las Especialidades Farmacéuticas continúan siendo el subsector más representativo al aportar el 21,4% de esta cifra de negocios, seguido de Materias Primas, Plástico y Caucho, con un 19,1% del total. Le sigue la Química Orgánica (13,1%), Otros Productos de Químicos (8,1%), Pinturas y Tintas (7,2%), Perfumería y Cosmética (6,9%), Detergencia (6,6%), Materias Primas Farmacéuticas (6,3%), Gases Industriales (2,7%), Química Inorgánica (2,7%), Fertilizantes (2,6%), Agroquímica (1,6%), Colorantes y Pigmentos (1,1%) y Fibras Sintéticas (0,6%).

FARMACIA

La buena salud de la química impulsa su evolución

La salud de este subsector se mide en función de su capacidad de innovación. Así, según los datos de Farmaindustria, la industria farmacéutica invirtió en 2016, 1.085 millones de euros en I+D, su máximo histórico según los resultados de la encuesta sobre actividades de I*D que elabora cada año la patronal. Este aumento de las inversiones, además, “se está llevando a cabo dentro del marco de contención del gasto público en medicamentos derivado del Convenio de Colaboración suscrito por Farmaindustria con el Gobierno con el objetivo común de garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS)”, aclaran, dejando patente el sobresfuerzo que significa mantener estos niveles de innovación.

El incremento de la inversión en I+D se debe, casi en su totalidad, al aumento de los fondos que las compañías han dedicado a proyectos de investigación desarrollados en colaboración con hospitales públicos y privados y centros de investigación, lo que se conoce como extramuros, capítulo que creció un 18% durante el ejercicio pasado hasta alcanzar los 492 millones de euros (45% del total), mientras que la inversión intramuros se mantuvo estable (apenas creció un 0,7%). “Esta fuerte apuesta hace de la industria farmacéutica el principal dinamizador del tejido investigador en España, además de consolidar un sólido marco de colaboración público-privada”, detalla Humberto Arnés, director general de Farmaindustria.

Quizás el ámbito que mayor desarrollo está teniendo es el de la biotecnología, donde ha habido una explosión en el desarrollo de nuevos fármacos y productos biológicos altamente específicos, así como procedimientos de terapia celular, terapia génica y medicina regenerativa, “capaces todos ellos de cambiar radicalmente el abordaje de enfermedades”, explican desde la patronal.

PLÁSTICO

La buena salud de la química impulsa su evolución

Es quizás este subsegmento el que mayor impacto está teniendo a consecuencia de la digitalización de la industria. Las oportunidades y amenazas de la manufactura aditiva, con el terreno de los nuevos materiales aun por explotar, así como las exigencias de una producción acorde a la realidad medioambiental, promete cambiar las líneas de desarrollo de la industria.

El sector del plástico cuenta con más de 1.200 empresas a nivel nacional y representa cerca del 19% de la cifra de negocio de la industria química. A nivel internacional, el pasado ejercicio se apreció un ligero aumento de la producción mundial, con un desplazamiento de la misma desde Europa y Norteamérica hacia el continente asiático y más concretamente hacia China en los últimos años.

Por lo que respecta al mercado europeo, la situación se mantiene estable, concentrándose la producción en Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y España. Los sectores del envase y la construcción siguen siendo los principales destinos de la producción de plástico al acumular un 60% de la misma.

En España, donde Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana y Castilla y León aglutinan más del 65% de la producción, hay una clara tendencia a la reducción del número de empresas que componen el sector de los transformadores del plástico, así como una reducción del gasto en I+D. 

(Fuente: infoPLC)

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.