image_print
Un implante de grafeno revela la actividad oculta del cerebro

Un implante de grafeno revela la actividad oculta del cerebro

Detectar ondas de baja frecuencia supone un avance contra la epilepsia

Un implante de grafeno revela la actividad oculta del cerebro

Un nuevo implante basado en el grafeno permite registrar un tipo de actividad cerebral hasta ahora prácticamente inaccesible. Lo ha logrado una investigación liderada desde el Institut de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM, CSIC) y el Institut Català de Nanociència (ICN2, CSIC, BIST) y podría servir para mejorar el diagnóstico de la epilepsia y el daño cerebral, así como para producir herramientas para la investigación de otras patologías neurológicas como la migraña.

El método más utilizado hoy día para medir la actividad cerebral en detalle consiste en implantar de metal en el cerebro, un procedimiento que se practica en pacientes que tienen que pasar por una cirugía de este órgano. Sin embrago, estos electrodos tienen una resolución limitada y por sus propiedades eléctricas no son capaces de detectar actividades de frecuencias inferiores a los 0,1 hertzios (Hz).

“Estas frecuencias reflejan la actividad sincronizada de distintas áreas del cerebro y recientemente se están relacionando con algunas patologías como la epilepsia” declara José Garrido, investigador Icrea en el ICN2 que ha codirigido el trabajo. “Estamos interesados en concreto en unas señale de muy baja frecuencia llamadas Tsunamis cerebrales que se generan en ciertas áreas, no se sabe porqué, y se propagan por todo el cerebro”

La investigación liderada desde el IMB-CNM y el ICN2, en la que también ha participado el Centro de Investigación Biomédica en Red en Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN), el Institut de Ciències Fotòniques (ICFO), ha tratado de acceder a este tipo de actividad desarrollando unos dispositivos que consisten en un polímero flexible, de tan solo 5 micras de espesor – una micra es una milésima parte de un milímetro -, al que han añadido una capa de grafeno.

Leer más

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar, compostar y biodegradar en el entorno marino.

  • Este nuevo material se obtiene a partir de residuos vegetales (como patatas o zanahorias) y se puede usar en la fabricación de envases como botellas o bandejas para alimentación y bebidas.
  • Es uno de los más de 100 proyectos en materia de economía circular que el centro de innovación de Ecoembes ha puesto en marcha en su primer año y medio de vida.

Conscientes del impacto medioambiental de los residuos en la naturaleza, y de la necesidad de apostar por la prevención en todos los ámbitos, TheCircularLab, el centro de innovación en economía circular de Ecoembes, ha presentado hoy un nuevo material plástico, dentro de su apuesta para que los envases del futuro sean cada vez más sostenibles. Este material es biobasado –es decir, se obtiene a partir de residuos vegetales como mondas de patatas o cualquier otro desperdicio vegetal, en lugar de petróleo-, compostable, reciclable, y biodegradable en el entorno marino.

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar

Este plástico sostenible, que se ha desarrollado junto al centro tecnológico AINIA y proviene de materia 100% orgánica en descomposición, sienta las bases de toda una revolución en el ámbito de la economía circular. Además, podría ser una alternativa para tratar los residuos provenientes de mercados municipales y otras instalaciones en las que se generar grandes cantidades de este tipo de alimentos, contribuyendo no solo a que sean reciclados, sino también a aminorar el desperdicio alimentario.

En cuanto al proceso para obtener este tipo de plástico, que responde al nombre de PHBV (PoliHidroxiButilValerato) y está en fase de prototipo, se consigue tras triturar el residuo vegetal y extraer la glucosa del mismo, la cual sirve de alimento para un microorganismo que se encarga de producir el biopolímero con el que se fabrica. Al igual que los plásticos procedentes de otras fuentes no vegetales, podría usarse para el envasado de productos de alimentación y/o bebidas. Pero a diferencia de ellos, además de reciclarse, se podría compostar e incluso, biodegrarse en el entorno marino.

Leer más

Biopolímeros: Soluciones Médicas

Biopolímeros: Soluciones Médicas

El uso de materiales plásticos ha supuesto infinidad de avances en la medicina, pero todavía hay mucho camino por recorrer. Con el desarrollo de nuevos materiales como los biopolímeros se abre un mundo de posibilidades que revolucionarán el sector de la salud.

En una sociedad cada vez más longeva, enfermedades degenerativas, cáncer o enfermedades crónicas coronarias son un gran reto para la medicina. En este sentido, se augura un futuro prometedor para los biopolímeros, tanto en el diagnóstico como en tratamiento de las mismas. Existen distintos campos de aplicación:

  • Materiales poliméricos biocompatibles para prótesis, órtesis e implantes, donde la impresión 3D ya juega un papel fundamental.
  • Biopolímeros inteligentes, en los que se logra una respuesta del material frente a un determinado estímulo.
  • Recubrimientos que modifican las propiedades superficiales para dotar de una cierta funcionalidad con su entorno biológico.
  • Nanomarcadores con actividad diagnóstica y terapéutica.

Si quieres saber más, descarga este ebook-biomateriales-en-medicina-compressed donde te contamos qué son los biopolímeros, sus diferentes líneas de aplicación y ejemplos de innovadores desarrollos que ya son una realidad.

¿Buscas soluciones innovadoras para el sector médico?

En AIMPLAS encontrarás el apoyo tecnológico necesario para aprovechar las oportunidades que ofrecen los biopolímeros:

  • Desarrollo de biopolímeros que ayuden a resolver problemas relacionados con la salud.
  • Nuevos sistemas de detección tumoral y diagnosis.
  • Liberación controlada de fármacos.
  • Síntesis de nanomateriales con fines terapéuticos y de diagnosis.
  • Síntesis de biopolímeros y bioadhesivos biocompatibles customizados, incluidos hidrogeles.
  • Diseño e impresión 3D de sistemas biológicos tanto para prótesis, implantes y simulantes de estructuras dañadas.
  • Modificaciones de superficies para tratamientos antimicrobianos, antifouling y omnifóbicos.
  • Aplicación de sensórica y elementos inteligentes electrónicos. Plastrónica.
  • Compounding de productos farmacéuticos.

(Fuente: Aimplas)

El sector del plástico y administración debaten medidas para impulsar la economía circular y el reciclado

El sector del plástico y administración debaten medidas para impulsar la economía circular y el reciclado

El martes 23 de octubre se ha celebrado en Madrid la IV Jornada sobre Plásticos y economía circular: sostenibilidad y reciclado, organizada por Aimplas y Cicloplast. El encuentro reunió a diferentes administraciones públicas y a todos los actores de la cadena de valor del plástico (productores de materia prima, transformadores, recicladores, sector de la distribución y consumidores) que debatieron sobre cuál debe ser el papel de cada agente para conseguir los objetivos marcados por la estrategia de plásticos de la Unión Europea. También se analizaron los retos de futuro y las oportunidades que la Economía Circular plantea a las empresas.

El sector del plástico y administración debaten medidas para impulsar la economía circular y el reciclado

En este sentido, William Neale, asesor sobre Economía Circular de la Comisión Europea, explicó que no solo es necesario alcanzar los objetivos marcados por la ley para lograr una tasa de reciclado de los envases plásticos en 2030 del 55%, “también hay que trabajar en la demanda del reciclado y aumentar la calidad del plástico reciclado para que las empresas lo utilicen en sus productos”, aseguró. Para ello, Neale indicó que será necesario cuadruplicar la capacidad de reciclaje de plásticos en Europa con una importante inversión, desarrollar proyectos de I+D y potenciar la colaboración entre los distintos agentes de la cadena: consumidores, productores de materia prima, transformadores y recicladores. Para Neale, “todos los materiales plásticos tienen que permanecer el máximo tiempo posible en la economía y hay que evitar que se abandonen en lugares inadecuados porque pierden su valor”.

La inauguración de la jornada corrió a cargo de Javier Cachón, director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio de Transición Ecológica; José Antonio Costa, director de Aimplas; Marcelo Miranda, presidente de Cicloplast, y Máximo Martín, socio de G-advisory – Grupo Garrigues.

Javier Cachón señaló que España está trabajando en la elaboración de una hoja de ruta nacional en materia de plásticos que sea ambiciosa para que entre todos podamos encontrar soluciones al abandono de los residuos en el medio ambiente y que se enmarca en los trabajos de la estrategia española de economía circular. Esta hoja de ruta incluirá objetivos como el incremento de la reutilización o del reciclaje. Además, manifestó: “desde el punto de vista económico España no se puede permitir el derroche que supone el abandono de los residuos plásticos ya que tienen un valor positivo con el que hay que trabajar”.

Leer más

La innovación con plásticos, área estratégica del sector químico

La innovación con plásticos, área estratégica del sector químico para alcanzar una Europa Circular y eficiente en el uso de recursos

Los plásticos están presentes en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana, desde la medicina, la tecnología o la movilidad, hasta el hogar o la alimentación. Su versatilidad es una historia de éxito y la innovación en este sector ha permitido poner al alcance de todos soluciones sostenibles también en el ámbito de la recuperación, el reciclaje y la valorización que abren paso a un modelo de economía circular y eficiente en el uso de los recursos.

La innovación con plásticos, área estratégica del sector químicoÉsta ha sido la temática de la jornada Innovación con plásticos para una Europa Circular y eficiente en el uso de los recursos, que ha tenido lugar en la sede del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial(CDTI) de Madrid, organizado por la Plataforma Tecnológica de Química Sostenible SusChem-España y PlasticsEurope. En el acto han intervenido la directora general de I+D+i del Ministerio de Ciencia, Investigación y Universidades, Teresa Riesgo; el director general de CDTI, Javier Ponce; el director general de PlasticsEurope en la región Ibérica, Ignacio Marco, y el director general de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), Juan Antonio Labat.

Durante la jornada, que también ha contado con la participación de diferentes expertos de empresas fabricantes y transformadoras de plástico y usuarias de productos plásticos, así como catedráticos universitarios, entre otros, se ha puesto de manifiesto el inmenso potencial de innovación de los materiales plásticos que son capaces de adaptarse y cumplir con los requerimientos de casi cualquier producto. Sin embargo, en la actualidad, estos materiales también han de hacer frente a un gran reto ambiental: el de su inaceptable abandono en el medio ambiente.

La industria es consciente de este reto global cuyas soluciones pasan por una mayor concienciación ciudadana, una adecuada gestión de los residuos y una clara apuesta por la innovación en todo el ciclo de vida de estos productos: materias primas alternativas, procesos de producción más sostenibles, ecodiseño y sistemas de gestión de residuos aún más eficaces.

Leer más

Controladores de temperatura para accesorios plásticos Brabender

Controladores de temperatura para accesorios plásticos Brabender

Los accesorios Brabender para plásticos más extendidos para conexión de reómetros (Plastógrafo) son la mezcladora (Mixer) y la extrusora (Extruder).

Normalmente los plastógrafos permiten usar una gran cantidad de accesorios, entre los que encontramos por ejemplo:

Pero siempre es importante al trabajar con cualquier accesorio asegurar, mediante software, que el controlador para el lazo PID es el adecuado, ya que de no seleccionar el que corresponde al accesorio conectado podemos tener diferencias de temperaturas, notables entre los setpoint y las temperaturas reales, tiempos muy elevados para el ajuste de los perfiles o problemas de calentamiento en las salidas de las extrusoras (pudiendo provocar importantes daños al equipo).

Siempre será necesario verificar que tenemos seleccionado correctamente, en el software de control, el componente adecuado y sus diferentes accesorios, de esta forma, al lanzar un ensayo se envían los parámetros ajustados a lo que tenemos conectado.

Los lazos PID para los equipos Brabender están perfectamente optimizados para un correcto ajuste y control de los diferentes tipos de accesorios, obviamente deben ser siempre originales para evitar las diferencias de configuración.

Si tu Plastógrafo con Mixer o Extruder crees que no está trabajando de manera óptima, no tienes más que llamarnos al 93 473 46 76 y te asesoraremos encantados.

(Texto: Javier Pro – Responsable del Servicio Técnico)

 

 

El poder de los envases para reducir los residuos alimentarios

La innovación en materiales, recipientes y métodos de envasado amplía la vida útil de almacenamiento, mientras que el envasado inteligente incrementa la confianza de los consumidores en el buen estado de los productos.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de comida, lo que supone un coste de unos 680.000 millones de dólares en los países industrializados y 310 000 millones de dólares en los países en desarrollo. ¿Es capaz de imaginar lo que esto supondría para los 800 millones de personas que pasan hambre en todo el mundo? Se trata de alrededor de 1,17 billones de kilogramos de alimentos desperdiciados anualmente, suficiente para alimentar al doble de esos 800 millones de personas.

El poder de los envases para reducir los residuos alimentarios

De acuerdo con las cifras de 2015 del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), el 31% de todos los alimentos producidos en Estados Unidos no se comen, y cada estadounidense tira más de 16 kg de comida al mes. Además, según el USDA, el estadounidense medio tira el 40% del pescado fresco, el 23% de los huevos y el 20% de la leche que compra.

El impacto de estos residuos va más allá de los contenedores de basura. Cuando se tiran los alimentos, también se desperdician los recursos necesarios para producirlos, procesarlos y transportarlos. Para producir los alimentos que se desechan se emplean enormes cantidades de productos químicos, fertilizantes, combustibles y tierras y, en EE UU, el 25 % del agua total que se consume. Los alimentos que no se comen acaban en vertederos, donde su descomposición provoca el 25% de las emisiones de metano (un gas de efecto invernadero 20 veces más dañino que el CO2) de EE UU, según la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA).

Los consumidores y las marcas son cada vez más conscientes de los daños ambientales y financieros que supone comprar alimentos que se acaban tirando a la basura. Una parte del flujo de residuos que se suele olvidar son los residuos de coste completo, que proceden de productos que se fabrican, envasan y distribuyen sin llegar nunca a venderse y consumirse. Para abordar esta pérdida de manera directa, los fabricantes, junto con los minoristas y los organismos gubernamentales, se esfuerzan cada vez más en implementar soluciones de envasado avanzadas que prolonguen la vida útil de almacenamiento y minimicen los residuos.

Leer más

El reciclado de envases plásticos en los hogares crece un 9,1%

En 2017, los españoles reciclaron 521.600 toneladas de envases de plástico del hogar, lo que supone un 9,1% más que el año anterior y viene a confirmar la tendencia de los últimos años alcanzándose un ritmo de crecimiento del 7% de media anual. Cada ciudadano español recicló 11,2 kg de envases de plástico procedentes del hogar, casi un kg más por habitante que el año anterior (10,3 kg) y ocho veces más que en 2000.

Estos datos confirman que los hogares españoles siguen ocupando, por cuarto año consecutivo, el segundo lugar en el reciclado de plásticos para el hogar en Europa, siendo además uno de los países que más han crecido. Así lo indican los últimos datos disponibles del año 2016 del informe EPRO (European Plastics Recycling and Recovery Organization), situando a España (10,3 kg/hab) en el segundo lugar después de Alemania (12,8 kg/hab), y superando ampliamente a países como Italia (8,7 kg/hab), Bélgica (7,4 kg/hab), Noruega (5,3 kg/hab) y doblando los índices de Suecia (4,6 kg/hab) o Francia (3,8 kg/hab).

Uno de los factores de éxito del reciclado de envases de plástico del hogar en España, residen en la singularidad del modelo implantado basado en un contenedor amarillo armonizado en todo el país y abierto a todos los envases de plástico. Mientras que en otros países europeos sólo se reciclan botellas, en España se reciclan todo tipo de envases plásticos, tanto rígidos como la botella de leche, tarrina de yogur, bandejas para alimentos o envases de gel y champú, como flexibles como las bolsas y films de plástico. Francia y Bélgica están cambiando su modelo siguiendo el español gestionado por Ecoembes y abriendo su contenedor a los embases flexibles.

Por Comunidades Autónomas, todas han aumentado el reciclado de plásticos per cápita en los hogares respecto al año anterior, estando siete de ellas por encima de la media. Por orden se sitúan de la siguiente manera: Comunidad Valenciana (13,2 kg/hab.), Cataluña (13 kg/hab.), País Vasco (12,9 kg/hab.), Canarias (12,4 kg/hab.), Andalucía (12,3 kg/hab.), Castilla-La Mancha (11,8 kg/hab.) y Aragón (11,4 kg/hab.).

Isabel Goyena, Directora General de Cicloplast, ha señalado “que en todas las Comunidades Autónomas exista el mismo sistema de contenedor amarillo (378.272 en toda España), mejora y facilita el reciclado de plásticos a los ciudadanos. Además, como complemento, en 2017 los puntos de recogida de envases fuera del hogar, en colegios, festivales, estadios de fútbol y empresas donde no llega la recogida selectiva municipal se ampliaron hasta alcanzar los 30.400 puntos. En este sentido, sería muy interesante promover este tipo de recogidas selectivas fuera del hogar como obligatorias, algo que impulsaría más aún el reciclado de envases plásticos domésticos”.

Leer más

Nanocompuesto antimicrobiano para textiles avanzados: contra infecciones en hospitales

Nanocompuesto antimicrobiano para textiles avanzados: contra infecciones en hospitales

El Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) presentó un desarrollo tecnológico de textiles avanzados en la feria industrial Hannover Messe 2018, el pasado mes de abril. Este proyecto fue uno de los 12 seleccionados a nivel nacional para representar a México en este evento, el cual se convirtió en una vitrina internacional para la institución.

El proyecto ‘Nanocompuesto antimicrobiano para textiles avanzados’ consiste en un material polimérico con propiedades antimicrobiales, incorporado a telas, con la finalidad de evitar el contagio de enfermedades presentes en ambientes hospitalarios. Estas telas antimicrobianas son la materialización de una década de trabajo de los investigadores en nanocompuestos de base polimérica, su aplicación industrial y textiles avanzados para diferentes sectores.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, científicos del CIQA explican la importancia de este desarrollo que representó a la institución a nivel internacional, su potencial en el sector salud y el beneficio para los pacientes en México y el mundo; además, la posibilidad de otros proyectos semejantes a estos textiles avanzados para el beneficio social y empresarial.

Nanocompuesto antimicrobiano para textiles avanzados: contra infecciones en hospitales

Textil antimicrobiano

Con la finalidad de estar a la vanguardia en investigación de acuerdo con las tendencias mundiales, el CIQA trabaja temas de trascendencia local, nacional e internacional, así lo afirmó el doctor Enrique Saldívar Guerra, director de Investigación y Vinculación del centro.

“Si vemos las grandes tendencias de la ciencia y la tecnología, hay como cuatro o cinco que están vigentes y son muy importantes para que la ciencia tenga impacto social, como son salud, materiales avanzados sustentables, energía, alimentación, agua, entre otros. Son las temáticas que suenan a nivel internacional”.

Saldívar Guerra agregó que la institución participa activamente en dos áreas que se alinean a la vocación de la institución y se ven reflejadas en este proyecto: materiales inteligentes y salud. Los investigadores trabajan un problema de salud pública a nivel mundial, conocido como infecciones nosocomiales.

Al respecto, el doctor Carlos Alberto Ávila Orta, jefe del Departamento de Materiales Avanzados del CIQA y líder del proyecto, dijo que “hay una problemática a nivel mundial que son las infecciones intrahospitalarias, también conocidas como infecciones nosocomiales. Al año se enferman un millón 400 mil personas en todo el mundo, que adquieren infecciones dentro de un hospital. En países de Latinoamérica y África, hasta 40 por ciento de los pacientes que ingresan a un hospital adquiere otra enfermedad ahí”.

Esta problemática tiene implicaciones médicas, sociales y económicas, ya que el paciente adquiere otra enfermedad durante su estancia en el hospital, a consecuencia de la baja en sus defensas, debido a un sistema inmunológico deprimido. Al adquirir una infección nosocomial, la estadía del paciente se extiende, lo que afecta a la familia del paciente y al hospital, e incluso puede desencadenar en la muerte del enfermo.

“Nuestra contribución para la solución de este problema es usar nanopartículas metálicas, las cuales funcionan como aditivos antimicrobiales, es decir, atacan bacterias y hongos. La idea es introducir estas nanopartículas en las fibras textiles para proveer a los uniformes médicos, en principio, la propiedad antimicrobial”, explicó Ávila Orta.

Para desarrollar estos textiles avanzados, los científicos del CIQA tuvieron que resolver primero el problema de la dispersión no homogénea en matrices poliméricas. Esto lo lograron aplicando ultrasonido durante el proceso de extrusión. Gracias a esta innovación patentada en 2008, pudieron surgir esta y otras aplicaciones que permitieron pasar al filamento para los textiles.

La investigación actual es apoyada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y por el Newton Fund en Reino Unido. En este momento, el proyecto está enfocado en uniformes de hospital, pero tiene potencial de aplicación en los diversos textiles presentes en un nosocomio como: ropa de cama, cortinas, filtros de aire (que tienen textiles), alfombras, etcétera.

Respecto al tema de la toxicidad por el uso de nanopartículas, Ávila Orta aclaró que hasta ahora no se ha precisado la parte toxicológica en esta investigación. Sin embargo, en los estudios realizados hasta la fecha se encuentran por debajo del nivel aceptado para la liberación de iones. La norma indica 400 ppm (partes por millón) y esta innovación señala 20 ppm, muy debajo de la norma y hasta el momento es considerado como no tóxico.

Los especialistas resaltaron que actualmente existen otras telas antimicrobiales. Sin embargo, únicamente están recubiertas y pierden el reactivo antimicrobial con el desgaste o al ser lavadas. En cambio, en estos textiles avanzados, las propiedades contra bacterias y hongos son parte de la tela, gracias a las nanopartículas, y no se pierde con el uso o desgaste.

Leer más

Repsol refuerza el desarrollo de poliolefinas biodegradables de origen fósil

Repsol refuerza el desarrollo de poliolefinas biodegradables de origen fósil

Repsol y PEP han firmado una nueva alianza que permite el uso de tecnología enzimática para el desarrollo de poliolefinas biodegradables. La fabricación de estas nuevas poliolefinas no afectará a sus funcionalidades con maquinaria estándar.

Repsol ha firmado una nueva alianza tecnológica y de suministro con PEP Licensing Limited, empresa innovadora en el desarrollo de nuevas aplicaciones enzimáticas. Esta alianza permitirá la utilización de su tecnología enzimática para el desarrollo de una gama de poliolefinas de origen fósil biodegradables en condiciones de suelo y otra gama de compostable, en función de los requisitos de la aplicación final.

Este acuerdo fortalece su anterior alianza, establecida en 2015 para el desarrollo de filmes de polietileno biodegradables para la agricultura, y la extiende a todas las aplicaciones de poliolefinas posibles, tanto de polietileno como de polipropileno.

El proyecto permitirá la fabricación de poliolefinas biodegradables y compostables que, tras su uso en aplicaciones y condiciones concretas, se biodegradarán contribuyendo al respeto con el medio ambiente.

Esta tecnología requiere un plan de desarrollo de largo plazo de las distintas aplicaciones finales. Se realizarán ensayos durante este año en distintas localizaciones para ofrecer resultados contrastados desde un punto de vista práctico, que acompañarán a las certificaciones obtenidas.

Los nuevos materiales conservarán todas las propiedades mecánicas y funcionalidades lo que permitiría su transformación con maquinaria estándar y su utilización de manera idéntica a los usos convencionales.

Esta solución mantendrá la calidad de las distintas corrientes de reciclado, lo que facilitará la labor al usuario final y no afectará a la cadena actual de separación y reciclado de residuos plásticos. De esta manera, Repsol fomenta el desarrollo de productos sostenibles y la economía circular, con el objetivo de evitar la generación residuos plásticos en el vertedero.

(Fuente: Química y Sociedad)