image_print
2017: un buen año para el sector del gas español

2017: un buen año para el sector del gas español

La entrada del nuevo año nos invita a mirar hacia el futuro y a hacer balance de lo dejado atrás. Intentamos hacer un análisis realista para cotejar que efectivamente se han cumplido, o incluso superado, los objetivos marcados para el ejercicio.

El sector del gas en España ha vivido un buen año en términos de demanda. Aunque veníamos de dos ejercicios consecutivos de crecimiento después del periodo de crisis, la previsión inicial era de un incremento de la demanda de alrededor del 3,5%.

Vivimos en un momento de cambio derivado de la transición energética hacia un sistema energético liderado por las renovables, y en este camino se está viendo que el gas natural tiene un peso cada vez más relevante por sus ventajas económicas, medioambientales, de eficiencia, versatilidad y de alta aportación energética respecto a otras alternativas de energía tradicionales como el carbón o el petróleo.

Muestra de ello es que, en un año más caluroso de lo habitual, el 2017 terminó con un incremento de la demanda total de gas natural en España del 9% respecto a las cifras de 2016, hasta alcanzar los 351 TWh.

Este es un dato importante que refleja el incremento de la actividad industrial en el país. La demanda industrial de gas natural (que supone un 60% del total) ha crecido un 7% respecto al año anterior, con la metalurgia y la construcción tirando del carro con los mayores incrementos.

Si España trabaja para alcanzar una recuperación económica sólida, de largo plazo, sostenible y consistente, el papel de la industria será clave. Este dato es un buen indicador de que vamos por el buen camino.

Otro dato relevante es que la demanda de gas natural para generación de electricidad ha crecido un 27%, lo que se confirma su disponibilidad y eficiencia dentro del mix energético. Si hay un aspecto que marcará el futuro de la energía del siglo XXI será la certidumbre en el suministro. El gas natural ha vuelto a demostrar en 2017 que es imbatible en este ámbito.

(Texto: Antonio Llardén – Presidente de Enagás)

ESPECIAL VITRIFICADOS PFAUDLER // Hoy... SSG

ESPECIAL VITRIFICADOS PFAUDLER // Hoy… SSG

Este esmalte se ha desarrollado específicamente para la industria farmacéutica, en la que un equipo vitrificado de acero al carbono (pintado) no es una opción.

Todas las superficies tanto internas como externas son muy fáciles de limpiar.

Dentro de esta clase podemos encontrar los siguientes acabados:

  • V132w – Blanco
  • SS8V – Azul Cobalto
De un vistazo:
  • Cumple con todas las normas DIN ISO 28721-2 para aplicaciones químicas.
  • Este vitrificado tiene un grosor limitado de 1.2mm como máximo
  • Se ajusta a los siguientes grados de acero inoxidable: 316, 316L, 316 Ti y 320L
¿Quieres saber más acerca de éste u otro vitrificado Pfaudler? Contacta con Lars, te informará acerca de la mejor solución para tu negocio.
 
A modo de “avance”, te ofrecemos un esquema con la comparativa de los diferentes esmaltes de Pfaudler… De un Vistazo!
 
 
La baguette francesa sigue los pasos de la pizza napolitana

La baguette francesa sigue los pasos de la pizza napolitana.

El 7 de diciembre de 2017 el comité del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco otorgó a la pizza napolitana un estatus al que se aspiraba desde hacía 7 años. Ahora, es la baguette francesa la que busca figurar en esa lista y medios de comunicación de todo el mundo ya se han hecho eco de que cuenta con el impulso del mismísimo presidente de la república gala, 

Emmanuel Macron, quien la ha definido “como la envidia del mundo”. Que la baguette entre en lo que se podría definir como el “olimpo” del patrimonio inmaterial de la humanidad que ejerce de salvaguarda de su existencia es un objetivo que se han marcado desde la confederación nacional de pastelerías y panaderías francesas (CNPBF) que preside Dominique Anract. De hecho, Anract ha manifestado que la baguette debería ser uno de los símbolos de Francia junto con la Torre Eiffel.

La baguette francesa sigue los pasos de la pizza napolitana

No sería el único pan o la única tradición panadera en la lista. En 2014 entró el ‘lavash’, la preparación, el significado y la apariencia del pan tradicional como expresión de la cultura en Armenia. Relacionado con él, en 2016 se incorporó la tradición de elaborar y compartir el pan plano ‘lavash, katyrma, jupka o yufka’ que comparten varios países (Azerbaiyán, Irán, Kazajstán, Kirguistán y Turquía).

La aspiración de la baguette francesa podría coincidir en el tiempo con la del pan alemán. En 2014 la asociación alemana de panaderos artesanos (Zentralverban des Deustschen Bäckerhandwerks e. V.) lanzó la candidatura de la variedad de especialidades de pan en el país definiéndolo como ‘la tierra del pan’. Aún no ha logrado entrar en la lista mundial… aunque sí en la lista del comité alemán de la Unesco.

Leer más