image_print
El pan, un alimento también imprescindible en Navidades

El pan, un alimento también imprescindible en Navidades

Ya tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina… Y todos tenemos la mente puesta en las reuniones familiares y en qué daremos de comer a nuestros invitados. ¿Carne o pescado? ¿Dulce o salado? Estas son  tan sólo algunas de las preguntas más frecuentes en estos momentos previos. Pero, te has parado a pensar ¿con qué pan acompañarás cada uno de los platos?

Aunque el pan es un alimento que a veces pasa un poco desapercibido, con la llegada de las Fiestas, su consumo se incrementa en los hogares y los restaurantes españoles. De hecho, en gran parte de nuestras comidas y cenas está presente y todavía más en Navidad, ya que es un acompañante ideal para los típicos menús de estas fechas. Un claro ejemplo es el famoso Panettone, un bollo de origen milanés, hecho de una masa tipo brioche a la que se acompaña de virutas de chocolate, pasas o frutas confitadas, que se ha convertido en otra tradición navideña en cuanto a postres.

En palabras de la experta, Almudena Villegas, escritora y miembro de la Real Academia de Gastronomía (RAG): “El pan es primordial durante todo el año en una mesa saludable, pero más aún en Navidad, cuando se hace necesario por su buen sabor y por la cantidad de posibilidades que nos ofrece en las celebraciones familiares”.

El pan, un alimento también imprescindible en Navidades

La dieta mediterránea incluye el pan como uno de sus alimentos clave y de los más completos dentro de nuestra gastronomía. ¿Sabías que aporta numerosos beneficios nutricionales? Como por ejemplo: vitaminas B, minerales, fibra y agua. Además, expertos en nutrición recomiendan que los hidratos de carbono deben representar entre 4 y 5 raciones de nuestra alimentación diaria. Y en estas fechas, también nos ayuda a proteger el intestino frente los típicos excesos alimentarios.

Otro aspecto importante a destacar es la polivalencia de este alimento en la mesa y sus propiedades organolépticas, haciendo de él un alimento único e imprescindible en las comidas, perfecto para maridar con cualquier tipo de plato.

Leer más

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar, compostar y biodegradar en el entorno marino.

  • Este nuevo material se obtiene a partir de residuos vegetales (como patatas o zanahorias) y se puede usar en la fabricación de envases como botellas o bandejas para alimentación y bebidas.
  • Es uno de los más de 100 proyectos en materia de economía circular que el centro de innovación de Ecoembes ha puesto en marcha en su primer año y medio de vida.

Conscientes del impacto medioambiental de los residuos en la naturaleza, y de la necesidad de apostar por la prevención en todos los ámbitos, TheCircularLab, el centro de innovación en economía circular de Ecoembes, ha presentado hoy un nuevo material plástico, dentro de su apuesta para que los envases del futuro sean cada vez más sostenibles. Este material es biobasado –es decir, se obtiene a partir de residuos vegetales como mondas de patatas o cualquier otro desperdicio vegetal, en lugar de petróleo-, compostable, reciclable, y biodegradable en el entorno marino.

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar

Este plástico sostenible, que se ha desarrollado junto al centro tecnológico AINIA y proviene de materia 100% orgánica en descomposición, sienta las bases de toda una revolución en el ámbito de la economía circular. Además, podría ser una alternativa para tratar los residuos provenientes de mercados municipales y otras instalaciones en las que se generar grandes cantidades de este tipo de alimentos, contribuyendo no solo a que sean reciclados, sino también a aminorar el desperdicio alimentario.

En cuanto al proceso para obtener este tipo de plástico, que responde al nombre de PHBV (PoliHidroxiButilValerato) y está en fase de prototipo, se consigue tras triturar el residuo vegetal y extraer la glucosa del mismo, la cual sirve de alimento para un microorganismo que se encarga de producir el biopolímero con el que se fabrica. Al igual que los plásticos procedentes de otras fuentes no vegetales, podría usarse para el envasado de productos de alimentación y/o bebidas. Pero a diferencia de ellos, además de reciclarse, se podría compostar e incluso, biodegrarse en el entorno marino.

Leer más

Biopolímeros: Soluciones Médicas

Biopolímeros: Soluciones Médicas

El uso de materiales plásticos ha supuesto infinidad de avances en la medicina, pero todavía hay mucho camino por recorrer. Con el desarrollo de nuevos materiales como los biopolímeros se abre un mundo de posibilidades que revolucionarán el sector de la salud.

En una sociedad cada vez más longeva, enfermedades degenerativas, cáncer o enfermedades crónicas coronarias son un gran reto para la medicina. En este sentido, se augura un futuro prometedor para los biopolímeros, tanto en el diagnóstico como en tratamiento de las mismas. Existen distintos campos de aplicación:

  • Materiales poliméricos biocompatibles para prótesis, órtesis e implantes, donde la impresión 3D ya juega un papel fundamental.
  • Biopolímeros inteligentes, en los que se logra una respuesta del material frente a un determinado estímulo.
  • Recubrimientos que modifican las propiedades superficiales para dotar de una cierta funcionalidad con su entorno biológico.
  • Nanomarcadores con actividad diagnóstica y terapéutica.

Si quieres saber más, descarga este ebook-biomateriales-en-medicina-compressed donde te contamos qué son los biopolímeros, sus diferentes líneas de aplicación y ejemplos de innovadores desarrollos que ya son una realidad.

¿Buscas soluciones innovadoras para el sector médico?

En AIMPLAS encontrarás el apoyo tecnológico necesario para aprovechar las oportunidades que ofrecen los biopolímeros:

  • Desarrollo de biopolímeros que ayuden a resolver problemas relacionados con la salud.
  • Nuevos sistemas de detección tumoral y diagnosis.
  • Liberación controlada de fármacos.
  • Síntesis de nanomateriales con fines terapéuticos y de diagnosis.
  • Síntesis de biopolímeros y bioadhesivos biocompatibles customizados, incluidos hidrogeles.
  • Diseño e impresión 3D de sistemas biológicos tanto para prótesis, implantes y simulantes de estructuras dañadas.
  • Modificaciones de superficies para tratamientos antimicrobianos, antifouling y omnifóbicos.
  • Aplicación de sensórica y elementos inteligentes electrónicos. Plastrónica.
  • Compounding de productos farmacéuticos.

(Fuente: Aimplas)