image_print
Se necesitan 1200 voluntarios para la Campaña "Medicaments Solidaris"

Se necesitan 1200 voluntarios para la Campaña “Medicaments Solidaris”

El objetivo de la 11º Edición de la Campaña es poder recaudar un mínimo de 30.000€ para atender a personas que sufren la pobreza farmacológica.

Se necesitan 1200 voluntarios para la Campaña "Medicaments Solidaris"La 11ª Campaña de “Medicaments Solidaris”, organizada por el Banco Farmacéutico, se celebrará el sábado 10 de marzo en las provincias de Barcelona, Madrid, Gerona, Zaragoza, Lérida, Málaga, Tarragona, Huesca y Teruel.

Este año la Campaña cambia su enfoque proponiendo en esta edición recoger fondos económicos que se destinarán a atender a personas que no pueden hacer frente a los costes de su medicación y sufren pobreza farmacéutica. Este tipo de pobreza afecta a más de 2 millones de personas que no pueden hacer frente a los medicamentos o productos sanitarios y que les puede llevar a haber de escoger entre comer y medicarse.

Las personas voluntarias, que se espera que asciendan a 1200, son imprescindibles para que la iniciativa funcione correctamente. Estas personas deberán animar a la ciudadanía a colaborar con la compra de cupones solidarios de 2,5€ para conseguir el objetivo de cobrar un mínimo de 30.000€. El dinero recaudado durante la Campaña irá destinado al Fondo Social de Medicamentos.

Las personas que formen parte de la iniciativa deberán presentarse en la farmacia asignada el 10 de marzo a las 10h de la mañana y estar ahasta las 14h. También será necesario asistir previamente a la reunión informativa que se organiza unos días antes, donde se explicarán los detalles sobre el funcionamiento de la Campaña así como la información esencial sobre la problemática de la pobreza farmacéutica.

Todas aquellas personas que quieran participar en la campaña de este año y que no hayan colaborado anteriormente con el Banco Farmacéutico, se deberán inscribir en la Web.

(Fuente: Voluntaris)

Diez veces más fibra en un solo trigo

Diez veces más fibra en un solo trigo

  • Descubren un cereal que contiene diez veces más fibra y que ayuda a mejorar la salud intestinal
  • El nuevo trigo podría proporcionar más fibra a las personas sin tener que cambiar sus hábitos alimenticios
  • La ingesta de fibra dietética se asocia con beneficios para la salud entre los que se incluye la disminución de la absorción de grasas

El equipo de investigación internacional de CSIRO (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation) ha desarrollado un nuevo tipo de trigo que contiene 10 veces más fibra de los conocidos hasta ahora.  Con esta nueva variedad se podría incrementar el consumo de fibra entre la sociedad ya que hasta ahora se ha demostrado que tan solo un 30% de la población mundial consume trigo como fuente de fibra dietética, ya sea a través de alimentos como el pan, según datos del centro de investigación.

El trigo es un alimento muy importante ya que los cereales son uno de los pilares fundamentales dentro de la pirámide nutricional conformando la base de nuestra dieta diaria. Por ello, este nuevo descubrimiento podría aportar a cada individuo una correcta cantidad de fibra  sin cambiar sus hábitos alimenticios y consiguiendo los niveles recomendados de este componente.

Además, este tipo de trigo aporta altos niveles de almidón, “en gran parte de las dietas occidentales, se ha demostrado que el almidón ayuda a la mejora de la salud digestiva, protege contra el daño genético que precede al cáncer intestinal y además, ayuda a combatir enfermedades como la diabetes tipo 2”, afirma el Dr. Ahmed Regina, principal cientíico e investigador de CSIRO. Por otro lado, evidencias científicas han demostrado que el consumo de cereales de grano completo previene enfermedades crónicas de gran prevalencia en este caso como la obesidad y el sobrepeso, además de enfermedades cardiovasculares.

La importancia de la ingesta de fibra entre la población

El consumo de fibra entre la población española es uno de los temas que más preocupa actualmente, ya que España es uno de los países donde el consumo se sitúa por debajo de los niveles recomendados. Las guías alimentarias aconsejan que esta diaria de fibra sea entre 25 y 30 gramos.

Una manera alternativa de alcanzar dicha ingesta recomendada podría ser incluyendo una porción de pan en las comidas principales, ya que 100 gramos de pan blanco e integral aportan 3,5 y 7,5 gramos de fibra respectivamente.De hecho, el pan a base de harinas elaboradas con cereales de grano completo puede ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades del tipo cardiovascular, diabetes tipo 2 e incluso algunas patologías gastrointestinales (estreñimiento, diverticulosis, diverticulitis) y mejorar el control de peso corporal.

(Fuente: Pan cada día)

Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO)