Entradas

Científicos crean un polímero que se podría reciclar indefinidamente

Científicos crean un polímero que se podría reciclar indefinidamente

El uso desmedido del plástico junto a las bajas tasas de reciclaje han convertido a este material sintético en una pesadilla medioambiental que podría tener los días contados, y es que un equipo de científicos ha creado un polímero similar a los plásticos comerciales pero que se podría reciclar indefinidamente, informa Efe. La descripción del nuevo material, creado por investigadores del Departamento de Química de la Universidad Estatal de Colorado liderados por Eugene Chen, se publica hoy en la revista Science y ya ha sido patentado.

Para dar cuenta de la importancia del hallazgo, Science ha publicado un artículo firmado por los expertos en reciclaje de plásticos Haritz Sardon, de la Universidad del País Vasco (POLYMAT) y Andrew P. Dove, de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), que pone en perspectiva la relevancia del trabajo. Ambos expertos recuerdan que desde que se sintetizó el primer polímero en 1907, el plástico no ha dejado de seducirnos: es barato, duradero, ligero y práctico y, por estas mismas razones, su producción ha crecido de manera exponencial.

Su nivel de producción constante, sumado a los pobres mecanismos de reciclaje desarrollados hasta la fecha, han convertido a los plásticos en una pesadilla medioambiental. Y es que la producción de plásticos está muy lejos de ser sostenible: la mayoría sirve para un solo uso y tienen una vida útil de menos de un año, pero tardan siglos en degradarse, y aunque existen técnicas de reciclaje, actualmente, solo se recicla el 5% del plástico fabricado, el resto se incinera o acaba en vertederos y océanos.

De hecho, se calcula que a mediados de siglo la producción de plásticos supere los 500 millones de toneladas, lo que, unido a las bajas tasas de reciclaje, hará que para 2050 haya más plástico que peces en el mar. En los últimos años, se están haciendo grandes esfuerzos para generar nuevos plásticos que no dependan de una materia prima finita como el petróleo.

Leer más

Gas renovable para reducir emisiones de gases de efecto invernadero

Gas renovable para reducir emisiones de gases de efecto invernadero

El uso de gas renovable en las infraestructuras gasistas existentes podría desempeñar un papel importante en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta niveles nulos para mediados de siglo, de acuerdo con el estudio publicado por la iniciativa Gas for Climate. Esta reducción es necesaria para cumplir el Acuerdo de París, que establece como objetivo mantener el calentamiento global por debajo de 2 ºC y evitar así que el cambio climático alcance unos niveles peligrosos.

El grupo Gas for Climate, que inició su andadura a mediados de 2017, está formado por siete empresas europeas destacadas del transporte de gas (Enagás, Fluxys, Gasunie, GRTgaz, Open Grid Europe, Snam y TIGF) y dos asociaciones del sector de gas renovable (European Biogas Association y Consorzio Italiano Biogas). Gas for Climate se ha comprometido a que las emisiones netas de gases de efecto invernadero en la UE se reduzcan a cero en 2050 y, por este motivo, el grupo encargó a Ecofys (perteneciente a Navigant) que preparase un estudio sobre el futuro papel del gas en un sistema energético libre de emisiones.

Gas renovable para reducir emisiones de gases de efecto invernadero

El uso de gas renovable en las infraestructuras gasistas existentes podría desempeñar un papel importante en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta niveles nulos para mediados de siglo.

Hidrógeno y biometano renovable

El resultado muestra que es posible aumentar la producción de gases renovables a más de 120.000 millones de metros cúbicos anuales desde ahora hasta 2050, incluidos tanto el hidrógeno como el biometano renovable. El potencial del biometano se fundamenta en un escenario preliminar y conservador de uso sostenible de la biomasa en Europa.

La utilización de este gas renovable en las infraestructuras gasistas existentes para sistemas de calefacción de edificios, producción de electricidad gestionable como complemento a energía eólica y solar, y como combustible en el transporte pesado rodado, permitiría un ahorro de unos 140.000 millones de euros anuales a partir de 2050, comparado con un hipotético escenario energético futuro en el que no esté presente el gas.

(Fuente: PQ)

El Acuerdo de París nos ahorrará 140.000 millones de euros al año

El Acuerdo de París nos ahorrará 140.000 millones de euros al año

La utilización de gas renovable para cumplir con los objetivos climáticos puede ahorrar a Europa 140.000 millones de euros al año

· Un estudio publicado hoy por la iniciativa Gas for Climate establece un plan para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de forma eficiente
· El estudio presenta una estrategia para lograr que las emisiones netas de gases de efecto invernadero se reduzcan en la UE a niveles nulos en 2050
· La utilización de gas renovable en las infraestructuras existentes, combinada con electricidad renovable, reduce el coste de la transición energética

El uso de gas renovable en las infraestructuras gasistas existentes podría desempeñar un papel importante en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta niveles nulos para mediados de siglo, de acuerdo con el estudio publicado hoy por la iniciativa Gas for Climate. Esta reducción es necesaria para cumplir el Acuerdo de París, que establece como objetivo mantener el calentamiento global por debajo de 2ºC y evitar así que el cambio climático alcance unos niveles peligrosos.

Leer más

Movilidad con gas natural para mejorar la calidad del aire

La contaminación urbana es un problema real que cada vez ocupa más portadas en los periódicos. En el último año, la escasez de lluvias ha agravado la situación y más de veinte ciudades españolas han sobrepasado los límites de polución establecidos, una realidad que nos afecta y nos debe preocupar a todos.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 400.000 personas mueren prematuramente cada año en la Unión Europea por la mala calidad del aire y varios millones padecen enfermedades respiratorias y cardiovasculares provocadas por la contaminación. Estos datos ponen de manifiesto la urgencia de encontrar soluciones.

Hay muchas cosas que se pueden hacer para conseguir un aire más limpio y saludable. El gran reto que tiene el mundo es descarbonizar la economía. En este sentido, si hay un sector que evolucionará en el futuro para dar respuesta a esta transición ecológica ese será el transporte.

Leer más