Entradas

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar, compostar y biodegradar en el entorno marino.

  • Este nuevo material se obtiene a partir de residuos vegetales (como patatas o zanahorias) y se puede usar en la fabricación de envases como botellas o bandejas para alimentación y bebidas.
  • Es uno de los más de 100 proyectos en materia de economía circular que el centro de innovación de Ecoembes ha puesto en marcha en su primer año y medio de vida.

Conscientes del impacto medioambiental de los residuos en la naturaleza, y de la necesidad de apostar por la prevención en todos los ámbitos, TheCircularLab, el centro de innovación en economía circular de Ecoembes, ha presentado hoy un nuevo material plástico, dentro de su apuesta para que los envases del futuro sean cada vez más sostenibles. Este material es biobasado –es decir, se obtiene a partir de residuos vegetales como mondas de patatas o cualquier otro desperdicio vegetal, en lugar de petróleo-, compostable, reciclable, y biodegradable en el entorno marino.

TheCircularLab crea un plástico a partir de residuos vegetales que se puede reciclar

Este plástico sostenible, que se ha desarrollado junto al centro tecnológico AINIA y proviene de materia 100% orgánica en descomposición, sienta las bases de toda una revolución en el ámbito de la economía circular. Además, podría ser una alternativa para tratar los residuos provenientes de mercados municipales y otras instalaciones en las que se generar grandes cantidades de este tipo de alimentos, contribuyendo no solo a que sean reciclados, sino también a aminorar el desperdicio alimentario.

En cuanto al proceso para obtener este tipo de plástico, que responde al nombre de PHBV (PoliHidroxiButilValerato) y está en fase de prototipo, se consigue tras triturar el residuo vegetal y extraer la glucosa del mismo, la cual sirve de alimento para un microorganismo que se encarga de producir el biopolímero con el que se fabrica. Al igual que los plásticos procedentes de otras fuentes no vegetales, podría usarse para el envasado de productos de alimentación y/o bebidas. Pero a diferencia de ellos, además de reciclarse, se podría compostar e incluso, biodegrarse en el entorno marino.

Leer más

España logra 2.816 millones de euros del programa Horizonte 2020

España logra 2.816 millones de euros del programa Horizonte 2020

El programa Horizonte 2020 de la Unión Europea ha otorgado a España 2.816 millones de euros en ayudas a la investigación y la innovación en sus cuatro primeros años de funcionamiento. Esta cifra representa el 10% de los retornos obtenidos en concurrencia competitiva en este período, lo que consolida a nuestro país como el cuarto receptor de ayudas de la UE.

España ha obtenido un total de 2.816 millones de euros en ayudas a la investigación y la innovación del programa Horizonte 2020 de la UE en los últimos cuatro años. Nuestro país se sitúa así como el cuarto receptor de ayudas de la UE-28, tras Alemania (16,8%), Reino Unido (15,7%) y Francia (11,9%).

Con un presupuesto que asciende a 76.880 millones de euros para el periodo 2014-2020, Horizonte 2020 es el principal instrumento de financiación de actividades de investigación, desarrollo tecnológico, demostración e innovación en Europa.

Este programa se implementa, fundamentalmente, a través de convocatorias de proyectos que son evaluadas por expertos independientes que siguen criterios de excelencia, impacto e implementación. Solo las mejores propuestas obtienen subvenciones por parte de este programa.

Las entidades españolas están mostrando un gran interés por participar en H2020, y ya hay 2.438 organismos que colaboran en 4.095 actividades financiadas de I+D+I; además, han logrado coordinar 2.003 propuestas y liderar 550 proyectos (el 15,8% del total), lo que hace que España sea el país que más proyectos lidera. De estas entidades, 1.683 son empresas, de las que el 80% son pymes.

Cataluña, a la cabeza

Entre los beneficiarios españoles, las empresas han obtenido el mayor retorno: 38,3% de la financiación, seguidas por las universidades (20,1%); centros públicos de investigación (11,6%); asociaciones de investigación (10,6%); centros tecnológicos (10%) y Administraciones Públicas (5,5%).

Las entidades catalanas son las que mayor volumen de fondos han conseguido hasta ahora (29,5%), seguidas por las de la Comunidad de Madrid (24,9%), País Vasco (14,6%), Comunidad Valenciana (8,4%) y Andalucía (6,5%).

Por lo que respecta a las áreas temáticas en las que se subdivide H2020, España destaca como el país con mayor retorno (18,3% de la UE-28) en innovación en las pymes, gracias a los resultados obtenidos por el Instrumento Pyme. Además, se coloca en segundo lugar en nanotecnologías, materiales avanzados, biotecnología y fabricación y transformación avanzadas, con el 14,5%, y en acción por el clima, medio ambiente, eficiencia de recursos y materias primas, con el 13,2%.

(Fuente: Interempresas)

Asociaciones empresariales, por el impulso a la l+D+i en España

Asociaciones empresariales, por el impulso a la I+D+i en España

Las asociaciones empresariales firmantes hemos tenido conocimiento de la preocupación que ante los problemas que afronta la l+D+i en España han trasladado a autoridades y sociedad en general los centros de investigación de excelencia que integran el Programa Severo Ochoa y María de Maeztu (Alianza SOMMa). Como representantes de industrias innovadoras que operan en España, estamos comprometidos con la investigación y el desarrollo, y tal compromiso se extiende a los centros públicos y privados dedicados a la investigación, esenciales para el desarrollo de este ámbito crucial para el presente y futuro del país.

Ya hoy la investigación, cada vez más compleja y costosa, sólo se entiende desde la colaboración público-privada, en particular en ámbitos como el biomédico, farmacéutico, químico y biotecnológico. En este sentido, uno de los principales objetivos de las asociaciones es el fomento de la colaboración entre compañías y centros y grupos de investigación, en la que juegan un papel crucial los centros y unidades de excelencia en investigación distinguidos por el Programa Severo Ochoa y María de Maeztu.

Nos sentimos por tanto concernidos con la preocupación que expresan desde la citada Alianza a propósito de las dificultades que afrontan, puesto que pueden condicionar la labor de estos centros y repercutir en la necesaria colaboración con la industria.

La mejora de la competitividad que proporciona la innovación empieza por una apuesta sólida y decidida por la investigación y el desarrollo, que exige una visión internacional y a largo plazo con reglas de funcionamiento similares a las que operan en los países de nuestro entorno competitivo, dentro de una política estratégica que permita explotar las grandes potencialidades que ofrece España. La existencia de investigadores de vanguardia y de unas infraestructuras sanitarias de primer nivel nos convierte en un país adecuado para estar entre los líderes mundiales en investigación.

Por todo ello, nos sumamos a la petición que se hace desde SOMMa para propiciar la reflexión por parte de políticos y gestores y la toma de medidas estructurales orientadas a impulsar a la investigación biomédica en España. Como organizaciones empresariales, estaremos dispuestas a colaborar en ese objetivo, que es una necesidad y una oportunidad que no se puede dejar pasar.

(Fuente: Feique)