Entradas

Diagnóstico y tratamiento del vitíligo en la clínica

Diagnóstico y tratamiento del vitíligo en la clínica

El vitíligo son lesiones debidas a la pérdida de melanocitos, que son las células encargadas de la pigmentación de la piel.

El diagnóstico se establece en la mayoría de los casos mediante el examen clínico de la piel del paciente.

Algunas veces, puede usar la lámpara de hendidura o de Wood. Se trata de una luz ultravioleta que hace que las áreas sin melanocitos aparezcan de un colo blanco brillante.

En ocasiones deber realizarse una biopsia cutánea para descartar otras enfermedades autoinmunes, así como analítica de sangre con determinación de hromonas tiroideas o de vitamina B12.

La piel de los pacientes con vitíligo no tiene melanocitos funcionantes (células encargadas de la pigmentación) en las zonas afectas, por lo que es importante utilizar cremas de protección solar dado que estas personas tienen mucha más facilidad para quemarse.

Tratamiento conservador

En áreas limitadas se pueden emplear corticosteroides potentes, pero evitando siempre la aplicación crónica continua.

Cuando se trata de vitíligos más extensos se suele emplear lo que se conoce como fotoquimioterapia oral que consiste en la administración de un fármaco por vía oral (psoraleno) más la exposición a rayos UVA (PUVA). Se logra la repigmentación en ocasiones de un 50% de los casos.

Otro tipo de tratamiento empleado en vitíligos de extensión moderada es la aplicación de Kellina por vía tópica más exposición solar. Nunca más de media hora. La administración de aminoácidos como la fenilalanina tanto por vía oral como por vía tópica acompañada de exposición solar, es otra de las modalidades terapéuticas empleada en el vitíligo.

También se han obtenido buenos resultados con el calcipotriol por vía tópica, que es un fármaco empleado en la psoriasis, y con los inhibidores de la calcineurina.

Leer más

Dieta y psoriasis: ¿qué dice la ciencia?

A estas alturas de blog ya sabemos que la psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a un 2,5% de la población, en la que intervienen factores genéticos y ambientales, y que es capaz de alterar de una manera muy importante la calidad de vida de los pacientes que la padecen.

Afortunadamente, existen multitud de tratamientos, tópicos y sistémicos (cada vez más) que nos ayudan a controlar la enfermedad en los pacientes que nos consultan por este motivo.

Pero hoy no vamos a hablar de medicamentos, ni de cremas, ni de fototerapia, ni de otras medidas terapéuticas que recomendamos en la consulta. Hoy vamos a intentar arrojar algo de luz a una pregunta que nos plantean muchas veces los pacientes con psoriasis, independientemente de su gravedad, en relación al tema de la dieta. ¿Hay algún alimento que nuestros pacientes deban evitar si tienen psoriasis? O por el contrario, ¿existe algún alimento “recomendable” en estos pacientes?

Mucho se ha escrito sobre el tema y si buscáis en Internet, hay opiniones para todos los gustos. Hace muy pocos meses en JAMA Dermatology (2018, Ford y colaboradores) se ha publicado un meta-análisis sobre las recomendaciones dietéticas en estos pacientes (en adultos) a partir de 55 estudios que incluían más de 77.000 pacientes, de los cuales más de 4.500 se encontraban afectos de psoriasis, así que basándome en esta revisión y en la evidencia actual, vamos a repasar los puntos más interesantes sobre dieta y psoriasis.

Leer más

#InYourOwnSkin: Interesante campaña dónde las modelos nos muestran su piel

#InYourOwnSkin: Interesante campaña dónde las modelos nos muestran su piel

La empresa británica de moda MissGuided acaba de lanzar una nueva campaña publicitaria. Hasta aquí todo normal… Lo destacable es que en esta ocasión las modelos nos muestran sin tapujos sus problemas en la piel. 

En una sociedad donde se ensalza la perfección, sobre todo en el mundo de la imagen y la moda, aplaudimos esta campaña en la que se quiere normalizar (mediante las modelos) diferentes problemas de la piel.

No es el primer caso en el que el mundo de la moda hace un guiño al normalizar afecciones cutáneas. Hace unos años, la empresa española Desigual lanzó una mega-campaña publicitaria en la que la modelo Winny Harlow, afectada por vitíligo, hacía lucir las prendas de la empresa de Ibiza. Fue un éxito rotundo y ayudó a “ver de otra forma” a las personas afectadas por esta enfermedad.

Hoy, Primer Día Internacional de la Luz hemos creído que era muy indicado publicar este vídeo en el que “normalizamos” un poco más enfermedades que existen entre nosotros y que afectan a millones de personas en el planeta.

En el caso de la psoriasis, aunque se trata de una enfermedad que no tiene cura, existen tratamientos de diverso tipo (en función del estado en el que se encuentre el paciente), la fototerapia es uno de los más aconsejables (sobre todo en sus estados iniciales).

Enfermedades como la psoriasis, las quemaduras severas, marcas de nacimiento, etc… aparecen representadas en el vídeo que podrás ver a continuación.

Gran iniciativa! Enhorabuena!

 

Pioneros en la investigación del eccema de manos

Pioneros en la investigación del eccema de manos

Los eccemas son un motivo de consulta muy frecuente en la consulta de dermatología y podemos observarlos tanto en niños como en adultos. También podemos referirnos a los procesos que cursan con eccemas como “dermatitis”. Consisten en placas de piel roja, inflamada y descamativa que se acompañan de picor. La causa de aparición de eccemas es variada. Es muy frecuente que aparezcan en el contexto de la Dermatitis Atópica, una enfermedad que afecta casi al 30% de la población infantil en el primer mundo, pero también existen eccemas que surgen por otros motivos como el contacto con sustancias irritantes, frío o alergia a productos de uso cotidiano como cosméticos, perfumes, etc…

Tanto en el caso de una Dermatitis Atópica como en el de una alergia de contacto de las manos son una zona que suele verse afectada por eccemas, lo cual supone un gran deterioro en la calidad de vida del paciente, por ser una zona corporal expuesta al medio y necesaria para la vida cotidiana.

Los eccemas con características comunes

En el Grupo de Dermatología Pedro Jaen son pioneros en investigación y han liderado diversos estudios en Dermatología Clínica y Dermatología Estética. En los eccemas de manos, realizan un protocolo personalizado para cada paciente.

Dado que todos los eccemas comparten unas características comunes: Se produce una alteración inmunológica que ocasiona una hiperreactividad a estímulos ambientales y existe una menor impermeabilidad de la capa superior de la piel, lo que se traduce en una alteración de la función barrera.

Pioneros en la investigación del eccema de manos

La luz azul un aliado eficaz en el tratamiento de eccemas

En los últimos años han surgido diversos estudios que indican que la luz azul puede ser un aliado eficaz en el tratamiento de los pacientes con eccemas, ya que la exposición a estas longitudes de onda (400-490nm) produciría una disminución de los mecanismos que indiquen la inflamación y el picor.

En el estudio publicado en la revista Dermatology, investigadores de la Universidad RTWH Aachen, de Aquisgran (Alemania) concluyen que la luz LED azul, aplicada en eccemas leves y moderados, con una frecuencia de 3 veces por semana durante 4 semanas es capaz de provocar en monoterapia (sin otros tratamientos asociados) una mejoría significativa de los síntomas de eccema (sobre todo el enrojecimiento y el picor) sin registro de efectos adversos. Dados estos hallazgos, en el Grupo de Dermatología hemos diseñado varios estudios para avanzar en este campo ya que la fototerapia con la luz se postula como una opción eficaz y segura, libre de radiación ultravioleta para el tratamiento de los eccemas.

(Fuente: Grupo de Dermatología Pedro Jaén / Texto: Dra. Cristina García-Millán)

Tecnosa desde dentro... nuestra división médica

Tecnosa desde dentro… nuestra división médica

Hoy queremos compartir contigo otro capítulo de la serie de artículos que tienen como objetivo mostrarte, un poco más al detalle, las dimensiones reales de nuestra empresa.

¿El motivo? Simplemente, porque nos apasiona lo que hacemos.

Para este segundo artículo nos hemos decantado por nuestra división médica. Una división muy especial ya que nos brinda la oportunidad de poder ofrecer equipos de alta tecnología a los profesionales para que éstos puedan ayudar a las personas. 

Enfermedades como la psoriasis, el vitíligo o dermatitis tienen tratamientos y, gracias a nuestras representadas: Waldmann, Derungs y Visiomed, podemos ofrecer las soluciones más modernas en fototerapia, iluminación médica y en dermatoscopia.

Cada una de estas empresas, en su especialidad, aporta un valor diferencial y a la vez imprescindible para que nosotros podamos ofrecer a nuestros clientes el más amplio abanico de soluciones para sus consultas (públicas o privadas, así como para clientes particulares)

Ponemos a disposición de nuestros clientes, un equipo de profesionales altamente cualificados para poder asesorarle y poder optimizar así sus recursos.

A continuación podrás ver una breve presentación de las soluciones que podemos aportarte dentro de la rama de la dermatología.

 

 

Si tienes alguna pregunta o necesitas ampliar información, no dudes en ponerte en contacto con Miriam.

Te atenderá encantada.

Más del 50% de pacientes de vitíligo mejoran con la fototerapia

Más del 50% de pacientes de vitíligo mejoran con la fototerapia

Hoy queríamos recuperar un artículo de hace 2 años de TodoDermo en el que ya se apuntaban algunos de los beneficios de la fototerapia para el tratamiento de enfermedades de la piel como el vitíligo o la psoriasis entre otras.

Ha pasado el tiempo y, revisando el tema con perspectiva, ya podemos ver que esos beneficios de los que ya se hablaba se han consolidado y, de hecho, los porcentajes de mejora también se han visto incrementados. Empresas como Waldmann llevan más de 40 años estudiando cómo mejorar la vida de los pacientes a través de la tecnología y, a día de hoy, son capaces de aportar los equipos que pueden aliviar los síntomas de este tipo de personas.

Te invitamos a que leas el artículo en cuestión. En unos días te ofreceremos los datos actualizados.

El vitíligo es una enfermedad de la piel de la que no se conoce cura, pero sí existen diversos tratamientos que permiten mejorar el aspecto del afectado. Uno de los métodos empleados que más evolucionan es la fototerapia.

No sólo se aprovecha para el vitíligo, sinó que también es un mecanismo utilizado en otras enfermedades como la psoriasis y la alopecia aereata. En el caso del vitíligo, este método es eficaz en más de la mitad de los pacientes (65% de respuestas aproximadamente), según la Academoa Española de Dermatología y Venerología (AEDV).

Leer más

Psoriasis en la infancia... un reto de diagnóstico

Psoriasis en la infancia… un reto de diagnóstico

La forma clínica más frecuentes en cualquier grupo de edad es la psoriasis en placasSe caracteriza por eritematosas (“rojas”) de límites netos y con descamación blanquecina distribuidas habitualmente de manera bilateral y simétrica en las superficies de extensión (codos, rodillas), en tronco, especialmente en la región lumbosacra, y en el cuero cabelludo.

Otra forma clínica muy frecuente en la infancia es la psoriasis en gotas. Esta forma predomina en niños y adultos jóvenes. La erupción tiene un inicio brusco frecuentemente precedida por enfermedad intercurrente, generalmente una faringoamigdalitis por Streptococcus Pyogenes y más raramente por una dermatitis perianal estreptocócica. Es una erupción de pequeñas pápulas (“granitos”) eritematodescamativas, de distribución generalizada, afectando al tronco y la raíz de extremidades. Puede afectar la cara y el cuero cabelludo, pero respeta palmas y plantas. El brote persiste 3-4 meses y remite espontáneamente. Es una forma de buen pronóstico, aunque a veces puede haber recidiva.

Leer más

Papulosis linfomatoide: ¿Un linfoma “bueno”?

Los síndromes linfoproliferativos son una de las cosas que más nos cuesta a los dermatólogos explicar a los pacientes que reciben ese diagnóstico, seguramente porque ni nosotros mismos terminamos de entenderlos. Y como que no se puede abarcar todo, hoy hablaremos de la papulosis linfomatoide, que forma parte de los llamados síndromes linfoproliferativos CD30+, los cuales constituyen aproximadamente el 25% de todos los linfomas. La clasificación de la EORTCreconoce dos entidades en este apartado: la papulosis linfomatoide y el linfoma cutáneo anaplásico de célula grande (LCACG).

Papulosis linfomatoide: ¿Un linfoma “bueno”?

El lío empieza cuando intentamos ponernos de acuerdo en si la papulosis linfomatoide (PL) es un proceso benigno o maligno. ¿No la estamos clasificando con los linfomas? Pues sí, pero la mayoría de expertos piensan en la papulosis linfomatoide como un linfoma cutáneo indolente (vamos, que tiene poca mala leche), con un pico de incidencia en la quinta década de la vida y un excelente pronóstico (la supervivencia a los 10 años se acerca al 100%). Hasta un 70% de casos de PL se asocian a reordenamientos del gen del receptor de las células T (TCR). La descripción clásica de esta entidad consiste en brotes de pápulas eritematosas (a menudo en diferentes estadios) que se localizan frecuentemente en el tronco y la parte proximal de las extremidades, que progresan a una necrosis central y curan espontáneamente tras varias semanas, a veces meses. La histología es variable, tanto que los patólogos distinguen hasta 5 subtipos de la enfermedad (A-E), aunque un mismo paciente puede presentar varios de estos patrones histológicos, los cuales no son predictivos del curso clínico ni de la severidad de la enfermedad. Sin embargo, es importante diferenciarlos para distinguir esta entidad de otros linfomas mucho más preocupantes.

La PL puede presentarse conjuntamente con otros linfomas hasta en un 20% de los casos. Hay casos descritos en asociación con micosis fungoides, linfoma cutáneo anaplásico de célula grande, enfermedad de Hodgkin, linfoma anaplásico de célula grande (sistémico) y otros tipos de linfoma. En algunos casos se ha podido demostrar una clona original común. Todo ello puede conducir a presentaciones clínicas confusas y la necesidad de repetir biopsias cuando las lesiones cambien morfológicamente. Un buen consejo es que si los nódulos de la PL empiezan a aumentar por encima de 1 cm, debe considerarse sospechoso de progresión a otro tipo de linfoma. Por todo ello (por el solapamiento histológico con otros linfomas así como su posible evolución a procesos malignos) persiste hoy en día la discusión acerca de si se trata de una dermatosis benigna, premaligna o maligna, y es fundamental el seguimiento de estos pacientes.

Papulosis linfomatoide: ¿Un linfoma “bueno”?Con respecto a la evolución de la enfermedad la mayoría (60-70%) son cuadros autolimitados, pero hay que tener en cuenta que el riesgo de progresión a micosis fungoides es del 10-12%, la asociación con linfoma de Hodgkin del 9% y la asociación con linfoma anaplásico de célula grande del 9% (variable según las series).

El hecho de que la mayoría de cuadros sean autorresolutivos hace que en muchas ocasiones no precisen tratamiento específico. Las alternativas terapéuticas para aquellos casos más “fastidiosos” se explican muy bien en este artículo de Lauren Hughey en Dermatol Clin (2015). Resumiendo mucho, tenemos diferentes alternativas dirigidas a tratar las lesiones o incluso tratamientos sistémicos para prevenir los brotes en aquellos pacientes que no precisen, siempre considerando el perfil beneficio-riesgo de cada tratamiento e individualizando según cada paciente. No se contempla utilizar quimioterapia para esta entidad. Las diferentes alternativas que se pueden proponer serían las siguientes:

  • Corticoides tópicos. No previenen la aparición de nuevas lesiones, pero sí podemos conseguir que se resuelvan más rápidamente, de modo que se considera una alternativa segura y cómoda para la mayoría de pacientes con pocas lesiones y brotes aislados. No se ha demostrado la eficacia de los corticoides orales.
  • Fototerapia. Aunque no existen datos publicados concluyentes, la fototerapia (PUVA o UVB) se utiliza como tratamiento de primera línea. También hay casos publicados con terapia fotodinámica, aunque naturalmente sólo sería factible en pacientes con lesiones en una zona muy localizada.
  • El metotrexato (oral o subcutáneo) es el tratamiento más utilizado y consensuado en aquellos pacientes con indicación de tratamiento sistémico, y puede utilizarse a dosis de 10 a 25 mg semanales. El estudio con mayor número de pacientes (45), mostró un 87% de eficacia con este régimen terapéutico.
  • El bexaroteno es un retinoide oral con elevada afinidad por el receptor X de los retinoides (RXR), aprobado por la FDA para el tratamiento de los linfomas cutáneos de células T en 1999, y que puede emplearse en estos pacientes por vía oral y también tópica, en gel (no siempre fácil de conseguir).
  • El interferón se ha utilizado tanto por vía subcutánea como intralesional, pero no constituye un tratamiento de primera línea.
  • Imiquimod es un tratamiento tópico que, aunque tiene otras indicaciones (infecciones víricas, queratosis actínicas y carcinoma basocelular superficial) provoca un incremento en la producción de citoquinas que tendría un efecto antitumoral en esta enfermedad. Podría indicarse en pacientes con lesiones muy localizadas.
  • Finalmente el tratamiento con mostaza nitrogenada tópica (eso suena a armas de destrucción masiva) se considera un tratamiento para pacientes refractarios, con efectos limitados en cuanto a eficacia.

Os preguntaréis qué pasó con Amanda. Pues bien, después de confirmar el diagnóstico mediante el correspondiente estudio histológico (y finalmente se clasificó como una PL tipo D, que es poco frecuente), se han ido combinando el metotrexato oral a bajas dosis con la fototerapia UVB de banda estrecha, con muy buena evolución y control de las lesiones hasta el momento.

(Fuente: Dermapixel)

Hablemos del Vitíligo… ¿Qué es y qué tratamientos tiene?

El vitíligo es una enfermedad caracterizada por la despigmentación adquirida de la piel debida a la desaparición de los melanocitos epidérmicos. Afecta a un 1% de la población general y aunque puede manifestarse a cualquier edad la mitad de los casos comienzan antes de los 20 años.

Se considera una enfermedad autoinmune y como tal puede asociarse a otras, como la alopecia areata o alteraciones del tiroides, Es frecuente su asociación también a la dermatitis atópica.

La distribución de las lesiones puede seguir varios patrones:

  • Focal: Mancha única o en unas pocas localizaciones concretas.
  • Segmentario: Las manchas se distribuyen en un solo lado del cuerpo.
  • Generalizado: Es la distribución más frecuente. Las lesiones aparecen distribuidas de manera difusa por todo el cuerpo.
  • Acrofacial: Las lesiones aparecen en la región peribucal (alrededor de la boca) y en extremidades (dedos de manos y pies).
  • Universal: Las lesiones ocupan toda o prácticamente toda la superficie del cuerpo.

Hablemos del Vitíligo... ¿Qué es y qué tratamientos tiene?

El vitíligo supone un importante impacto social y psicológico para el paciente y puede limitar su capacidad para alcanzar una vida normal. Este motivo justifica la necesidad de intentar medidas terapéuticas, aunque los escasos resultados desaniman a médico y enfermo.

Síntomas:

Las lesiones clásicas del vitíligo tienen unas determinadas características:

  • El color suele ser blanco lechoso, pero puede observarse un halo de hiperpigmentación, constituyendo una macúla tricrónomica.
  • La forma es redonda u oval con bordes cóncavos (cuando son convexos indican repigmentación).
  • Las lesiones suelen ser simétricas, localizadas sobre pequeñas o grandes articulaciones (manos, codos, rodillas y maléolos). Es típica la afectación periorificial. Las lesiones localizadas en labios se suelen acompañar de otras de localización acral (dedos de manos y pies).

Leer más

DERMATITIS... ¿qué es y qué tratamientos tiene?

DERMATITIS… ¿qué es y qué tratamientos tiene?

La dermatitis es un término general que describe una inflamación de la piel. La dermatitis puede tener distintas causas y manifestarse de muchas formas. Generalmente, produce una erupción con comezón sobre la piel enrojecida e inflamada.

La piel afectada por la dermatitis puede formar ampollas, supurar, formar una costra o descamarse. Ejemplos de dermatitis incluyen la dermatitis atópica (eccema), la caspa y las erupciones cutáneas provocadas por el contacto con distintas sustancias, como la hiedra venenosa, los jabones y las joyas con níquel.

La dermatitis es una afección frecuente que no es contagiosa, pero puede hacerte sentir incómodo y cohibido. Una combinación de pasos de autocuidado y medicamentos puede ayudarte a tratar la dermatitis.

Síntomas:

Cada tipo de dermatitis puede verse de un modo un poco diferente y suele afectar a distintas partes del cuerpo. Entre los tipos de dermatitis más frecuentes se incluyen los siguientes:

  • Dermatitis atópica (eccema). Esta erupción cutánea rojiza con picazón, que por lo general comienza en la infancia, se localiza en los pliegues de la piel, como en los codos, detrás de las rodillas y la parte de adelante del cuello. Si uno se rasca, la erupción puede despedir líquido y se pueden formar costras. Las personas con dermatitis atópica pueden experimentar momentos de mejora y posteriores exacerbaciones.
  • Dermatitis de contacto. La erupción cutánea se produce en partes del cuerpo que estuvieron en contacto con sustancias que irritan la piel o que provocan una reacción alérgica, como la hiedra venenosa, el jabón y los aceites esenciales. La erupción rojiza puede producir ardor, escozor o picazón. Pueden aparecer ampollas.
  • Dermatitis seborreica. Esta afección produce manchas escamosas, piel rojiza y capa persistente. Por lo general, afecta a las zonas grasosas del cuerpo, como el rostro, la parte superior del pecho y la espalda. Puede tratarse de una afección a largo plazo con períodos de remisión y exacerbaciones. Cuando este tipo de dermatitis afecta a bebés se conoce como «costra láctea».

Leer más