Entradas

Nueva harina que permite hacer recetas sin utilizar huevo ni derivados

Nueva harina que permite hacer recetas sin utilizar huevo ni derivados

Pensando en las intolerancias y en las personas que no pueden usar el huevo, y los derivados de este en todas sus formas, la empresa de harinas Santa Rita ha desarrollado un producto, que hace las veces del huevo batido, y sirve para fijar el pan rallado, o el Panko en los alimentos a empanar.

Entre algunas de sus características más relevantes se encuentra: diseñado especialmente para fijar el pan rallado (de cualquier tipo) en toda la superficie de los alimentos a empanar, evitando calvas en los rebozados, y que se desprenda el pan en la sartén o freidora (mejorando y alargando la vida útil del aceite / freidora).

Etiqueta limpia, ingredientes cien por cien naturales, harina de trigo, fécula de patata y sal, no contiene números E, colorantes, o gomas alimentarias.

Además, es perfecto para crear un recubrimiento, ya que sella la masa, fija mejor el pan rallado, y crea una película, que refuerza las paredes de la croqueta pudiendo hacerlas más liquidas y evitando que se rompan o exploten al freírlas; se trata de un producto neutro, no aporta, ni altera el sabor, olor o color, al alimento; en cuanto a alérgenos, solo contiene gluten, ni trazas de huevos, ni leche, ni derivados de estos.

(Fuente: Revista Alimentaria)

Soluciones de laboratorio para aplicaciones sin gluten

Soluciones de laboratorio para aplicaciones sin gluten

Los productos extruidos son los principales impulsores del mercado de snacks sin gluten, especialmente en Norteamérica y, cada vez más, en el Lejano Oriente, con el impulso de Asia Oriental para conseguir nuevas texturas de alimentos. Por lo tanto, los equipos prácticos con dispositivos de extrusión son ahora “herramientas” necesarias para los desarrolladores de productos en la industria alimentaria. Con esta moderna tecnología clave, se pueden preparar a escala de laboratorio nuevos productos de aperitivos, cereales para el desayuno, panes planos, pastas, purés, productos de confitería y alimentos para mascotas”.

El mercado mundial de productos sin gluten sigue creciendo; según las estadísticas publicadas recientemente por statista.com, se espera que las ventas mundiales alcancen los 7.600 millones de dólares en 2020, el doble que en 2013 (3.800 millones de dólares). La empresa estadounidense de investigación de mercado Grand View Research pronostica tasas de crecimiento anual de aproximadamente el 10 por ciento para el año 2025, particularmente en los importantes segmentos de productos de panadería, pasta y arroz, y snacks (extruidos).

Según Euromonitor, los productos sin gluten desempeñan un papel importante, sobre todo en los mercados de Europa Occidental, como Italia (con una cuota del 13%), el Reino Unido (9%) y Alemania (8%), así como en el mercado estadounidense (24%).

En Alemania, las ventas de productos sin gluten en el sector de la distribución alimentaria (incluidas las farmacias) se han duplicado en los últimos tres años, pasando de 89 millones en 2015 a 134 millones en 2016, y finalmente a 174 millones en 2017 (Fuente: Statista 2016 y 2018).

Leer más

Peletizado y extrusado en la tecnología acuícola

Peletizado y extrusado en la tecnología acuícola

La acuicultura es una actividad en desarrollo en todo el mundo. A medida que crece la industria, también lo hace el mercado de alimentos acuícolas. Los alimentos acuícolas se componen de un número de ingredientes mezclados en diferentes proporciones para complementarse entre sí y formar un compuesto de dieta nutricionalmente completo. De acuerdo con las características físicas se pueden dividir en alimentos en polvo, partícula, pelletizados y extrusado. También se pueden dividir en alimento de hundimiento, de hundimiento lento y flotante de acuerdo a su flotabilidad. Sobre la base de la energía se pueden dividir en alimentos de baja energía, energía media y alta energía.

Materias primas para la producción de alimentos acuícolas

Las materias primas más comunes para la fabricación de la mayoría de los alimentos acuícolas son similares a los que se utilizan para la fabricación de otros tipos de alimentos balanceados. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los alimentos acuícolas deben evitar el uso de altos niveles de carbohidratos y fibras de plantas o vegetales las cuales son poco digeridas y transformadas por los peces. Las materias primas para alimentos acuícolas incluyen los cereales (maíz, trigo, cebada, arroz, avena, etc.), subproductos de cereales (harina de trigo, salvado de maíz, salvado de trigo, etc.), harina de carne, harina de camarón, harina de pescado, harina de calamar, harina de sangre, harina de subproductos de pollo, (grasa natural) harina de soja, otras harinas de proteínas vegetales, grasas y aceites, vitaminas y premezclas de minerales, sal, estabilizantes y aglutinantes, etc.

Peletizado y extrusado en la tecnología acuícola

Los principales componentes de los alimentos acuícolas son las proteínas (proteína vegetal, proteína animal y proteína unicelular), almidón (los alimentos de hundimiento poseen más del 10% y los alimentos flotante más del 20%), grasa cruda, fibra cruda, ceniza y micronutrientes. El almidón posee una gran gelatinización a altas temperaturas y humedad; por lo que ello puede mejorar la estabilidad de los alimentos acuícolas y la densidad de extrusión de los alimentos extruidos.

Peletizado y extrusado en la tecnología acuícola

Leer más

Vuelta (panarra) al mundo, 13 migas que tienes que probar

Vuelta (panarra) al mundo, 13 migas que tienes que probar

“En esta casa no se come si no hay pan”, eso es así. Hay que esperar a que llegue esa barra de pan calentita, recién hecha, porque si no, parece que falta algo. Alimento de pobres y de ricos, el pan lleva en nuestras vidas desde el Neolítico. Fueron los egipcios lo que descubrieron el pan fermentado e inventaron eso de un trocito para cada uno a la hora de comer (acompañado de cebolla, por cierto). Los griegos heredaron esa tradición y la sofisticaron creando diferentes tipos de pan e incluyendo semillas y pasas. El trigo y el aceite de oliva del mediterráneo ayudó a aumentar aún más nuestra cultura “panarra”. De hecho, los primeros gremios de panaderos surgieron durante el imperio romano y continuaron en la Edad Media, heredando de padres a hijos el noble oficio del panadero.

El pan ha sido y es parte fundamental de la cultura gastronómica en muchas partes del mundo, y para demostrarlo aquí nos pegamos una vuelta al globo repasando 13 tipos de pan típicos en diferentes ciudades del mundo. Si eres un buen panarra, y además viajero, no te lo pierdas, necesitarás tomar nota para tus futuras escapadas gastronómicas.

Grecia

Como en España (o mejor dicho, en los países mediterráneos), los griegos disfrutan mucho del pan. Desde la hermosa Pompeya, pasando por ilustres poetas, el pan ha estado en el centro de la gastronomía griega. Tanto es así que aún se conserva la llamada torta de Corcelles, una masa de pan del 2.800 a.c. Pero ¿qué nos encontramos en la actualidad? Para empezar, el pan Bobota, un pan muy sencillo y con pocos ingredientes: harina de maíz y con toques cítricos de naranja que hace las veces de sustancia unificadora con la masa, ya que no lleva leche ni mantequilla.

Por otro lado tenemos el Horiatiko Psomi, conocido como el pan del campo. Se trata de un pan grande, de miga densa y normalmente más oscuro. Imaginad lo bien que puede sentar un buen aceite de oliva, o tomarlo junto a una sopa caliente. Curiosamente, esta receta implica un tipo de harina “amarilla” muy difícil de conseguir en otro país. Y por último, destacan 3 tipos más de panes: el pan skorthopsomo, cocinado con ajo fresco, el pan tyropsomo cocinado con queso feta y por último, el pan lagana o pan llamado “del lunes limpio”, porque se cocina el primer lunes de la Cuaresma. ¿Con cuál te quedas?

Vuelta (panarra) al mundo, 13 migas que tienes que probar

Leer más