Entradas

Y la medalla de plata es para… Brabender

El “Rapid Flour Check” o “Control rápido de la harina” para el reómetro GlutoPeak, que proporciona una “huella reológica” de cualquier harina analizada en solo unos minutos, ganó el premio del jurado de los FoodTec Awards 2018. El 20 de marzo, a partir de las 17:00h, Brabender recibirá la medalla de plata de los premios International FoodTec Awards 2018 por su nuevo método pionero en el Congreso Centrum Ost (CC Ost), Sala de Congresos 1 + 2 en la Feria de Colonia.

Y la medalla de plata es para... Brabender

El análisis rápido y preciso de las lecturas de GlutoPeak utilizando “Rapid Flour Check” permite al usuario utilizar el dispositivo para la determinación directa de los parámetros definidos. Las cantidades bajas de muestra son todo lo que se necesita para permitir que se genere en menos de cinco minutos el contenido exacto de proteína, el gluten húmedo, la W y la información de correlación del coeficiente de absorción de agua. Estos parámetros de calidad, que son vitales para los procedimientos de aceptación de la materia prima, se pueden medir y analizar en muy poco tiempo.

La visita guiada a la feria comercial comienza el día 20 de marzo a las 10:00h en el stand de DLG (D41) en el pavellón 5.2. Incluye a todos los ganadores del Premio FoodTec, incluido el stand de Brabender (C071 en pavellón 5.2, Anuga FoodTec). Cualquiera que se registre para el recorrido puede obtener información sobre el método GlutoPeak y el “Rapid Flour Check” en forma de una presentación breve en inglés.

(Fuente: Brabender)

El GlutoPeak de Brabender optimiza la recepción de productos en Wiesneth Muehle

Gluto-Peak

El GlutoPeak de Brabender optimiza la recepción de productos en Wiesneth Muehle

En la industria molinera, el hecho de poder determinar la calidad de las materias primas es fundamental. Ser capaz de testearlas se convierte en una tarea esencial. Wiesneth Mühle GmbH en Franconian Pommersfelden (Alemania) ha llevado su gestión de calidad al siguiente nivel, al mismo tiempo que introduce un sistema eficiente en el tiempo.

En lo que es uno de los molinos de harina más grandes de Baviera, las constantes inspecciones exhaustivas en el laboratorio interno son de suma importancia para mantener las demandas de calidad de la compañía. Por lo tanto, antes de que los vehículos que llegan al patio provenientes de las operaciones agrícolas de la región puedan continuar hasta el área de entrada de mercancías (Wiesneth Mühle GmbH en Pommersfelden-Sambach), primero deben llevarse a cabo inspecciones de calidad. Se toma una muestra del grano entregado directamente del vehículo y se transfiere a las instalaciones del laboratorio a través de un sistema de tuberías.

Aquí el grano recibido se muele rápidamente y se examina la calidad de gluten. El GlutoPeak, un método rápido pionero desarrollado por Brabender, especialistas en equipos de medición de laboratorio con sede en Duisburg (Alemania), se utiliza para este propósito. En un máximo de diez minutos, incluida la preparación y la limpieza, el equipo proporciona información rápida y fiable sobre las propiedades y la estructura del gluten de grano respectivo, un ahorro enorme cuando se trata de un análisis de calidad completo de los productos entrantes. Todos los días, Wiesneth Mühle fabrica alrededor de 250 toneladas de trigo y centeno. En verano, los vehículos pertenecientes a los agricultores que abastecen se extienden en una fila más allá de las puertas del molino. También se puede registrar una amplia variedad de otros tipos de grano en otros dos sitios en Nuremberg y Würzburg.

Tradición familiar con demandas de alta calidad.

“La calidad de nuestros productos juega un papel muy importante en la satisfacción de nuestros clientes”, explica Julia Wiesneth, una de las cuatro hijas actuales de los propietarios de molinos Heinrich y Barbara Wiesneth. La molinera capacitada sabe exactamente de qué trata el negocio diario de un molino harinero. Ella ha crecido con el Wiesneth Mühle y es parte de una larga tradición familiar en la artesanía del molinero.

“La consistencia y la minuciosidad son una necesidad absoluta cuando se trata de las demandas de calidad de nuestras harinas. Nuestro enfoque está en las inspecciones y análisis llevados a cabo al comienzo del proceso cuando recibimos el grano. En este sentido, el año pasado optimizamos considerablemente y mejoramos las posibilidades de realizar pruebas de laboratorio cualitativas mediante la adquisición del GlutoPeak. Nos gustó la idea de pruebas de laboratorio rápidas y sencillas y el hecho de que podemos desplegarlo cuando recibimos entregas de grano, para que podamos evaluar las propiedades de las diferentes variedades “.

La normativa sobre Fertilizantes de la Unión Europea, que entró en vigor este año, también jugó un papel en nuestra decisión de invertir en el GlutoPeak: “En este marco, estamos contando con la caída de los valores de proteínas y, por lo tanto, queremos compensar esto mediante el uso de las propiedades especiales de ciertos tipos, con el fin de continuar garantizando una calidad superior consistente “, explica Wiesneth.

Leer más