Pfaudler

Sondas de pH Esmaltadas

Las sondas de pH convencionales no son en muchos casos lo suficientemente robustas como para utilizarse en determinadas aplicaciones – esto puede ser un problema, ya que justamente en estos procesos el valor del pH puede ser el valor determinante.

Las sondas de acero esmaltado de Pfaudler son robustas y sensibles. Este material aguanta sin problemas altas temperaturas, altos caudales o alta presión. El acero proporciona una alta resistencia mecánica y el esmalte es resistente a la corrosión.

Estas sondas se pueden instalar directamente en el proceso, por ejemplo, dentro de un reactor o en la tubería principal del producto. El montaje de la sonda de pH en estos puntos garantiza precisión de medida. Además, permiten ahorrar tiempo y costes gracias a su operación duradera sin necesidad de realizar acciones de mantenimiento.

Para aplicaciones con mayores exigencias en cuanto a la precisión, presión, temperatura y esterilización, se encuentran disponibles las sondas de pH Reiner.