Más del 50% de pacientes de vitíligo mejoran con la fototerapia

Más del 50% de pacientes de vitíligo mejoran con la fototerapia

Hoy queríamos recuperar un artículo de hace 2 años de TodoDermo en el que ya se apuntaban algunos de los beneficios de la fototerapia para el tratamiento de enfermedades de la piel como el vitíligo o la psoriasis entre otras.

Ha pasado el tiempo y, revisando el tema con perspectiva, ya podemos ver que esos beneficios de los que ya se hablaba se han consolidado y, de hecho, los porcentajes de mejora también se han visto incrementados. Empresas como Waldmann llevan más de 40 años estudiando cómo mejorar la vida de los pacientes a través de la tecnología y, a día de hoy, son capaces de aportar los equipos que pueden aliviar los síntomas de este tipo de personas.

Te invitamos a que leas el artículo en cuestión. En unos días te ofreceremos los datos actualizados.

El vitíligo es una enfermedad de la piel de la que no se conoce cura, pero sí existen diversos tratamientos que permiten mejorar el aspecto del afectado. Uno de los métodos empleados que más evolucionan es la fototerapia.

No sólo se aprovecha para el vitíligo, sinó que también es un mecanismo utilizado en otras enfermedades como la psoriasis y la alopecia aereata. En el caso del vitíligo, este método es eficaz en más de la mitad de los pacientes (65% de respuestas aproximadamente), según la Academoa Española de Dermatología y Venerología (AEDV).

UVB NB

Una de las fototerapias de primera elección para el abordaje del vitíligo es, según Agustín Alomar, profesor de Dermatología de la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la AEDV, la que emplea UVB-NB, los UVB de banda estrecha. “En paises como España el tratamiento se puede hacer con sol natural en unos 7 u 8 meses, según las regiones. Además, en combinación con tratamientos tópicos y anti-oxidantes orales suelen ser muy efectivos”. Aunque reconoce que ningún experto “puede afirmar que cura el vitíligo” sí defiende que son “capaces de mejorarlo mucho y ayudar mucho al paciente”.

TERAPIA PUVA

Otra técnica es la denominada PUVA, que menciona Mayte Truchuelo, de la AEDV y dermatóloga especializada en dermatología estética, vitíligo y cuidad del paciente oncológico. Se trata de un tratamiento “basado en el beneficioso efecto anti-inflamatorio de la radiación ultravioleta, así como del estímulo de repigmentación”.

El nombre hace referencia a Psolaren Ultravioleta A (PUVA) y busca incrementar los efectos de la radiación UVA mediante la aplicación tópica u oral de un fotosensibilizante, como el psoraleno.

En cuanto a su eficacia comenta que varía según los individuos, “ya que, hay factores, como la localización, la actividad de la enfermedad y el tiempo de evolución, entre otros, que influyen en la tasa de respuesta”. De forma general, continúa, “se puede hablar de una eficacia en torno al 50 y 70 por ciento en localizaciones como la cara, el tronco o el proximal de las extremidades”.

Ahora bien, esta terapia no está exenta de riesgo: “Pueden provocar quemaduras y, a largo plazo, influir en el desarrollo de cáncer en la piel”.

SE PUEDE HACER MÁS

A parte de la fototerapia, se pueden llevar a cabo pequeños cambios rutinarios para mejorar esta enfermedad. En primer lugar, se aconseja evitar el estrés, puesto que se ha visto su influencia en el desarrollo de ciertas afecciones dermatológicas. Igualmente es conveniente utilizar protección solar, porque las zonas que han perdido la melanina son más sensibles al sol, no emplear cabinas de bronceado, no tatuarse y conocer a fondo la enfermedad. Compartir vuestras vivencias también ayudan al paciente.

(Fuente: TodoDermo)

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.