Las empresas españolas piden esperar antes de prohibir el plástico en 2020

Las empresas del sector de los plásticos consideran injustificada medioambientalmente la decisión de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de prohibir los utensilios de plástico de un solo uso a partir de 2020, que aseguran dañará a la industria y piden que se espere a que haya legislación europea.

Las organizaciones del sector han manifestado que no comprenden la medida, aprobada el pasado 10 de abril como proposición no de ley para prohibir la comercialización, importación y exportación de utensilios de plástico de un solo uso a partir del 1 de enero de 2020.

Según la directora de Asuntos Técnicos y Medio Ambiente de la Asociación Española de Industriales de Plásticos (ANAIP), Ángela Osma, este tipo de medidas deben ir acompañadas de un estudio de impacto ambiental y de un análisis del ciclo de vida del producto, que es la herramienta que utiliza la Unión Europea para valorar el impacto ambiental.

“En el caso de las vajillas hay estudios y análisis de ciclo de vida en los que los utensilios de un solo uso de plástico salen favorables frente a los reutilizables, si tienes en cuenta costes como el del transporte o el lavado”, ha añadido Sosa, representante de una asociación que agrupa a más de 500 empresas transformadoras con más de 33.000 empleados.

El texto aprobado por todos los grupos salvo el PP y consensuado por el PSOE, Podemos y Ciudadanos, plantea que utensilios como platos, vasos, copas, tazas, cubiertos y pajitas desechables se fabriquen con al menos un 50 % de sustancias biodegradables a partir de 2020, y con un 60 % a partir de 2025.

Para las compañías productoras de material plástico, imponer que este material tenga una composición parcialmente biodegradable y parcialmente plástico tradicional “no tiene sentido”, según ha explicado el director general de la asociación PlasticsEurope en España y Portugal, Ignacio Marco.

“El plástico no biodegradable va al contenedor amarillo y se recicla mecánicamente, sin embargo el que es biodegradable iría con los residuos orgánicos. Si lo mezclamos lo que estamos haciendo es que sea aún más complejo”, ha señalado Marco.

Compañías Transformadoras

Las empresas españolas piden esperar antes de prohibir el plástico en 2020

La representante de las compañías transformadoras coincide en que esto va a “complicar la vida” a las empresas y ha explicado que ANAIP va a solicitar que España espere a que la Unión Europea ponga en marcha su regulación sobre los plásticos.

“En cuanto al daño a la industria se van a quedar empresas por el camino, eso es inevitable. Por otro lado, si hay un margen de tiempo para que las empresas se puedan ir adaptando, que desde luego no es el año 2020, será menos traumático”, ha añadido Sosa.

El sector de la transformación de plásticos agrupa en España a unas 3.800 empresas, que facturan más de 15.000 millones de euros y emplean a más de 68.000 personas. El 60 % son microempresas, tienen menos de diez empleados.

Un ejemplo es Vasomadrid, una pequeña empresa con 30 trabajadores situada en Borox (Toledo) que fabrica vasos de plástico de un solo uso, cuyo gerente, Ceferino Prieto, ha explicado que están “expectantes” tras conocer esta iniciativa del Congreso, que les afecta “muchísimo”.

Las empresas del sector de los plásticos consideran injustificada medioambientalmente la decisión de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de prohibir los utensilios de plástico de un solo uso a partir de 2020, que aseguran dañará a la industria y piden que se espere a que haya legislación europea.

Las organizaciones del sector han manifestado que no comprenden la medida, aprobada el pasado 10 de abril como proposición no de ley para prohibir la comercialización, importación y exportación de utensilios de plástico de un solo uso a partir del 1 de enero de 2020.

Según la directora de Asuntos Técnicos y Medio Ambiente de la Asociación Española de Industriales de Plásticos (ANAIP), Ángela Osma, este tipo de medidas deben ir acompañadas de un estudio de impacto ambiental y de un análisis del ciclo de vida del producto, que es la herramienta que utiliza la Unión Europea para valorar el impacto ambiental.

“En el caso de las vajillas hay estudios y análisis de ciclo de vida en los que los utensilios de un solo uso de plástico salen favorables frente a los reutilizables, si tienes en cuenta costes como el del transporte o el lavado”, ha añadido Sosa, representante de una asociación que agrupa a más de 500 empresas transformadoras con más de 33.000 empleados.

El texto aprobado por todos los grupos salvo el PP y consensuado por el PSOE, Podemos y Ciudadanos, plantea que utensilios como platos, vasos, copas, tazas, cubiertos y pajitas desechables se fabriquen con al menos un 50 % de sustancias biodegradables a partir de 2020, y con un 60 % a partir de 2025.

Para las compañías productoras de material plástico, imponer que este material tenga una composición parcialmente biodegradable y parcialmente plástico tradicional “no tiene sentido”, según ha explicado el director general de la asociación PlasticsEurope en España y Portugal, Ignacio Marco.

“El plástico no biodegradable va al contenedor amarillo y se recicla mecánicamente, sin embargo el que es biodegradable iría con los residuos orgánicos. Si lo mezclamos lo que estamos haciendo es que sea aún más complejo”, ha señalado Marco.

 

(Fuente: Diario Expansión)

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.