La importancia de la revisión de lunares en la piel

En una entrevista realizada al Dr. Manuel Asín, éste nos explica la importancia de la revisión y seguimiento evolutivo de los lunares en nuestra piel, sobretodo en épocas en las que el sol brilla con fuerza. Como verás, el Dr. Asín, forma parte de ese extenso grupo de dermatólogos que insisten en que la mejor lucha contra las enfermedades de la piel radica en la prevención.

Las empresas alemanas Derungs y Visiomed destacan por ofrecer tecnología punta tanto en la materia de examen de la piel como en la de su tratamiento.

La importancia de la revisión de lunares en la piel

A continuación transcribimos el artículo completo del Dr. Asín. ¡Muy recomendable!

Después de más de tres décadas dedicándome a la dermatología y con muchos veranos a mi espalda, tengo algunas certezas relacionadas con esta época que ahora asoma. Nunca me referiré al sol de forma negativa: es parte imprescindible de la vida, favorece la síntesis de vitamina D y, seguramente, es el mejor antidepresivo natural. El problema, insisto, no es el sol, sino la manera imprudente de exponerse a él. Las estadísticas e investigaciones son claras: en los últimos años han crecido exponencialmente los casos de melanoma relacionados con la excesiva e inadecuada exposición solar (se estima que cada año aumenta un 10% la incidencia de este cáncer). Que la piel tiene memoria, es algo más que una frase hecha. La obsesión por el bronceado veraniego y la constatación de que los peores efectos de la radiación sobre la piel no son inmediatos hace más complicada la necesaria concienciación.

Pero volvamos a las certezas a las que me refería antes. Una de ellas tiene que ver con un enfoque de la medicina en el que creo firmemente: la prevención. Hoy no tengo dudas, la mejor medicina, la más eficaz, es la que se adelanta a los problemas o es capaz de detectarlos de forma precoz.

Cuando hablamos de melanoma, prevenir, significa apostar por educar a niños, jóvenes y adultos en hábitos de fotoprotección saludables. Implica concienciar a las personas de piel más clara, a las que tienen abundantes lunares o antecedentes familiares de melanoma, para que una vez al año visiten al dermatólogo y se hagan una revisión minuciosa. Entraña tener especial cuidado y responsabilidad con nuestros hijos e igualmente llevarles al especialista si, igualmente, tienen la piel clara y presencia de lunares. Conlleva animar a vigilar la forma y evolución de nuestros lunares, especialmente de aquellos que nos haya señalado el médico. Recuerde que debería vigilar especialmente sus lunares si tienen alguna de las siguientes características: borde irregular; coloración irregular; crecimiento rápido; sangrado; diámetro, con un diámetro mayor de seis milímetros; y aspecto asimétrico.

En definitiva, precaución significa apostar por una medicina más sorda y menos reconocida porque centra sus esfuerzos en la evitación de la enfermedad, pero que, en todo caso es igualmente eficaz y, seguramente, más comprometida.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.